Jessica Bueno vuelve a Sevilla y a la pasarela

La modelo desfiló en el Salón Internacional de la Moda Flamenca mientras su ex, Kiko Rivera, disfrutaba hace unos días de la compañía de su hijo Francisco en Cantora

por hola.com

VER GALERÍA


Jessica Bueno ha vuelto a desfilar vestida de flamenca para el Simof y, aunque el escenario era el mismo, su vida ha dado un giro de 180 grados en comparación con el año pasado. Entonces, llegó al Salón Internacional de la Moda Flamenca junto a Kiko Rivera, padre de su hijo Francisco, y su imagen era la de una pareja feliz. Sin embargo, los problemas no tardaron en llegar y tras una complicada ruptura y un juicio por la custodia del pequeño, la modelo y el Dj pusieron tierra de por medio. Ella comenzó una nueva vida en Eibar al lado de su nuevo amor, el futbolista Jota Peleteiro, y él se quedó en Sevilla al cuidado de su familia, que en breve dará la bienvenida a un nuevo miembro con el nacimiento del bebé de su hermana Isabel.

 

 

En esta ocasión, la modelo llegó sola a la capital andaluza para lucir sobre la pasarela varios trajes de las diseñadoras Amparo Maciá y Pilar Vera. La primera contó además con el arte de Juan Peña, que deleitó al público con su voz mientras Jessica desfilaba al ritmo de sus canciones. Tras dar a luz a su primer hijo, la modelo ha recuperado su espléndida figura y, sobre todo, ha recuperado la sonrisa, gracias a la relación que mantiene con Jota.

VER GALERÍA


Jessica ha aprovechado este viaje de trabajo a Sevilla para disfrutar de un día de lo más familiar en casa de sus padres. "No hay nada mejor que llegar a casa y que #mamaloli me esté esperando con puchero del bueno para reponer fuerzas!", escribió en su cuenta personal de Instagram. La modelo siguió a Jota hasta Eibar y, aunque se ha adaptado perfectamente a su nueva vida, no puede evitar echar de menos a sus seres queridos.

VER GALERÍA


En Sevilla también se encontraba Kiko Rivera, que estos días ha disfrutado de la compañía de su hijo, como demuestran unas imágenes en las que aparece con el pequeño poniendo rumbo a Cantora. “Intento educar a mi hijo lo mejor posible”, confesó en una reciente entrevista a un programa de radio y aseguró que, con tan solo un año y tres meses, Francisco ya ha empezado a chapurrear sus primeras palabras: ”Ya dice de vez en cuando papá, tata y abuela".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie