Tamara Falcó: 'Mi hermano Enrique no está nada dispuesto a casarse. Le echamos mucho de menos en la boda de Julio'

La hija de Isabel Preysler inauguró una boutique en Madrid el día después de su cumpleaños

por hola.com

Hace unas semanas vivió uno de los momentos más felices de su familia con la boda de su hermano Julio, y esta misma semana ha celebrado su cumpleaños. De ahí la gran sonrisa que se le dibujaba en el rostro durante la inauguración en Madrid de Jo Malone London, que ha abierto su primera boutique en España. Tamara Falcó fue la madrina de honor y la encargada de inaugurar este exclusivo espacio en la capital.


VER GALERÍA


Mónica Martín Luque, Alejandra de Rojas, Carmen Lomana, Lulú de Figueroa, el diseñador Juanjo Oliva y Silvia Martín-Prat, directora de Relaciones Públicas de Bobbi Brown, entre otros rostros conocidos, se dieron cita para descubrir las fragancias de Jo Malone London en Madrid.


VER GALERÍA


La hija de Isabel Presyler declaró su fidelidad a French Lime Blossom, una fragancia muy especial que utiliza desde hace años y que además comparte con su madre. Tamara, que considera muy importante los aromas del hogar y perfuma su casa con las velas y el ambientador de la firma, nos habló del momento que atraviesa ahora, de cómo vivió la boda de su hermano Julio Iglesias, Jr., y de sus planes para las próximas Navidades.

¿En la boda de tu hermano salió todo como lo habías preparado?
Salió mejor. Al final una boda se trata de que dos personas que se quieren se den el "sí, quiero". Lo importante es que ellos dos empezasen su vida juntos tan enamorados.

¿A quién echásteis más de menos?
A Enrique.

¿Pudo hablar con tu hermano antes de la boda?
Sí, pudieron hablar, pero no sé exactamente de qué.

¿Se verán en Navidad?
Aún no me he puesto a planear Navidad, he estado liada con mi cumple, pero la semana que viene me pongo con ello y sí se verán.

¿Alguna anécdota graciosa que sucediera en la boda?
Fue muy bonita, porque como éramos muy pocos, mi hermano fue invitado por invitado después de la cena contando anécdotas de cuando se conocieron.

¿Por qué no fue tu padre?
Lo pensaron, pero al final la boda se cambió de fecha -inicialmente iba a ser el día 8- porque tío Julio estaba aquí ese día y después se tenía que ir, y mi padre ya tenía una fiesta de un amigo suyo y no lo pudo cambiar.

¿Qué tal está tu padre?
Mi padre está fenomenal. Estuvo decaído al principio, pero tiene mucho carácter y lo ha superado muy bien.

¿Está viviendo contigo?
Cuando viene a Madrid se queda en casa, pero él vive en el campo. Yo encantada de que venga y se quede.

¿Lo cuidas mucho?
Todo lo que puedo.

¿Crees que le vendría bien una novia?
Nunca es tarde si la dicha es buena, pero que la dicha sea buena.

¿Tu hermana y tú tenéis ganas de casaros?
Ana es muy pequeña. Yo sí, porque tengo muchas amigas que se han casado y estoy viviendo más de cerca como han iniciado sus vidas de casada y todo lo que conlleva el matrimonio.

¿Ya le quitas el trabajo a tu madre?
No, no, para nada. Bueno, éste sí. Las dos utilizamos esta colonia y a mi madre siempre le preguntan qué colonia lleva y le hizo gracia porque es la firma que utilizamos las dos.

¿Se pone celosa?
No, mientras me contraten a mí...

¿Es cierto que se va retirar?
No. Además, cuando veáis lo guapa que está, os daréis cuenta de que no debería retirarse.

¿Cuál es su secreto?
Tiene muy buena genética y es muy disciplinada, esta es una buena combinación.

¿Y el Photoshop y el cirujano?
Todo ayuda. El resultado está a la vista. Mi madre está estupenda. No se cuida tanto como algunas de sus amigas, pero tiene muy buena genética y eso se nota.

¿En qué te pareces a ella y en qué te diferencias?
La gente dice que soy una mezcla entre mi madre y mi padre. No lo sé.

¿Qué es lo que más te gusta de ella y lo que menos?
De mi madre me gusta todo. Quizá no me gusta cuando me regaña, pero incluso cuando lo hace pienso que tiene razón.

¿Por qué te suele regañar?
Porque es muy disciplinada e intenta que yo lo sea y lo consigue, pero a base de látigos.



VER GALERÍA


¿Cuál es tu mayor defecto?
Tengo muchos, no sabría cuál escoger.

¿Alguno que puedas contar?
Hay muchos, y no te los voy a contar.

¿Cómo has celebrado tu cumpleaños?
Lo celebré en familia, primero con la de mi padre y luego con la de mi madre, y lo pasamos muy bien.

¿Harás fiesta a lo grande como el año pasado?
No, el año pasado fueron 30 y esperaré hasta los 35 para repetirla.

¿Algún regalo en especial?
Un bolso precioso de mi padrino.

¿Por qué Miranda no pudo ir a la boda de tu hermano?
La verdad es que no lo sé. Los pequeños están en el colegio y se quedó en casa con ellos. No sé exactamente los detalles, yo estaba liada con el tema flores y demás como para preocuparme de esto.

¿Te ha molestado que se haya destacado como se ha comercializado con la boda?
Eso son la mayoría de los periodistas malvados que no fueron invitados. En este caso se invitó a la familia y amigos íntimos. Las críticas suelen llover cuando la gente se siente rechazada. Los que estuvimos allí sabemos que fue de las bodas más emotivas. Tío Julio llamó a Julio y le dijo que era la boda más romántica en la que había estado.

Extraña que estés soltera. ¿Cómo debe ser el chico que te enamore?
No exijo nada. Cuando lo conozca lo sabré.

¿Te gusta cocinar?
No, no mucho, pero el resto de las tareas de la casa sí. Ordenar, limpiar… pero en la cocina se necesita mucha paciencia. Me divierte si es en grupo, pero para mí misma no.

Si alguna vez necesitaras cirugía…
Te lo diría, pero también es cierto que la arruga es bella, depende de cómo te sientas.

¿Qué objetivos te propones para este año?
Confirmarme y que ‘El Rincón’ sea un éxito. Sigo con proyectos con Pronovias y estoy muy contenta con colaborar con una firma española.

¿Qué significa confirmarte?
Para mi es totalmente nuevo, porque la religión la tenía abandonada y ha supuesto un cambio en mi vida, he encontrado un equilibrio en todos los sentidos y es lo que más me llena. Antes no entendía cómo la fe te puede ayudar a sobrellevar las cosas, pero ves como día a día todas las piezas del puzzle empiezan a encajar.

¿Te ha llenado un vacío?
Sí, definitivamente. La verdad que me considero una chica muy agraciada en algunos sentidos materiales, pero me faltaba el lado espiritual.

¿Eres menos superficial gracias a la fe?
Sí, todo lo que conlleva ser católica te enseña a estar más cerca del prójimo y a ser menos egoísta.

¿Se animará Enrique a casarse?
Él no está nada dispuesto.

¿Cómo vas a celebrar la Navidad?
Imagino que en familia, pero no lo sé.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie