Vestidos tradicionales, cocina alemana y mucha cerveza... ¡El Oktoberfest abre sus puertas!

by hola.com
Es una tradición que se remonta a principios del siglo XIX y desde entonces no hay nadie en el mundo que no haya oído hablar de ella. El Oktoberfest comienza, contradiciendo a su propio nombre, a finales de septiembre pero su duración, de entre 14 y 16 días, hace que termine precisamente en octubre. El campo conocido como Theresienwiese (Prado de Teresa), en las inmediaciones del centro de Múnich, es como un paseo de casetas gigantescas en las que no falta la tradicional cerveza y la exquisita cocina alemana. El colorido de los trajes bávaros es uno de los atractivos de esta fiesta en la que es fácil encontrarse algunas caras conocidas entre la multitud, aunque con una media de 6 millones de visitantes es en ocasiones complicado. Te invitamos a hacer un recorrido virtual por esta celebración en la que los detalles son así de originales. ¡Salud y que lo disfrutes!
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
¡Prost!, como se diría en Múnich o ¡Salud!, en España. En el Octoberfest lo normal es que no falte la cerveza y la comida típica alemana, carne, salchichas, tarta de manzana... ¡no se puede pasar hambre! 
El traje femenino se llama dirndl y puede ser de un solo color, de varios colores o con estampados; tiene un bolsillo delante, el cual permanece oculto por el delantal; por debajo del vestido se usa una blusa especial blanca que alcanza hasta la mitad del abdomen y se suele utilizar un pañuelo en el cuello o sobre los hombros

 
En la fiesta se ven vestidos de todo tipo y colores e incluso algunas mujeres adornan su pelo con el peinado típico en trenzas. Entre tantas caras anónimas se descubren en ocasiones otras conocidas como la de Boris Becker, habitual de esta fiesta, con su mujer Lilly 
Hasta seis millones de visitantes de media tiene esta tradicional fiesta, una multitud dispuesta a pasárselo bien durante los 14 días que dura esta convocatoria en las cerca de 30 casetas abiertas 
Los más originales decoran sus sombreros con numerosos pins y escudos, lo que los convierte en auténticas piezas de coleccionista 
Los hombres y los niños llevan el lederhose, que normalmente consta de pantalón corto con tirantes, camisa blanca, chaqueta y sombrero, aunque en ocasiones existen variantes modernas con chaleco 
Los hombres llevan el sombrero típico con esa especie de 'plumero' adosado que en ocasiones aumenta de tamaño al máximo 
Cae la noche en Múnich pero la fiesta no cesa: el recinto se ilumina con millones de luces de colores para que los que quieran puedan divertirse hasta la madrugada 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie