Alexandra, ex mujer de Roberto Carlos, habla por primera vez de su separación

por hola.com
- Y si él por motivos profesionales, cambiara de ciudad o de país ¿tú que harías? ¿te irías con los niños a dónde él estuviera?
- Si estuviera aquí cerca, en Europa, no, porque él vendría a ver a los niños siempre que pudiera pero si se fuera a Brasil, sí.
- Hará pronto cuatro años adoptasteis a Junior, que entonces, siendo sólo un recién nacido, estaba muy enfermo y ahora está por aquí saltando y riendo, perfectamente sano.
- Junior ha estado mucho tiempo paradito. Se le operó del corazón y estómago y para estar bien ha tardado dos años y medio. Pero ahora ya no tiene nada, el corazón está como si nunca hubiera tenido nada. Habla perfectamente el español y el portugués y va al colegio como cualquier otro niño de su edad. La gente dice el niño tiene mucho que agradecernos pero es todo lo contrario. Yo tengo mucho que agradecer porque lo que me ha enseñado este niño de la vida, de la salud, que lo más importante que hay en la vida es la salud, y lo cariñoso que es, no me lo enseña nadie. Es el niño de mis ojos.
- ¿De quién fue la decisión de adoptarlo?
- Mía. Yo le había comentado a Roberto: "Yo sé que puedo tener hijos pero quiero tener un hijo adoptado", y quería un niño porque ya teníamos dos niñas. Estábamos en la lista de adopción, en Brasil, y me dijeron que había nacido un niño pero que estaba muy malito y que no sabían si sobreviviría. Yo pensé que no quería adoptar un niño así porque tenía miedo de estar con él un tiempo y luego que sucediera algo pero quería conocer al niño y ayudarlo. Cuando llegué al hospital, no conseguí despegarme de él. El niño estaba llorando mucho y le dije a Roberto: "No me importa nada, yo quiero a este niño, no me importa que esté tan malito". Él me apoyó pero hemos sufrido mucho. Ahora el niño está que no para. Y las niñas, Roberta y Giovanna, le aceptaron muy bien y lo que quieren a este niño es impresionante. Es un juguete y está muy mimado por todos.
‘Lo decidimos los dos'
- ¿Cómo ha cambiado vuestra vida familiar tras la separación?
- Realmente no ha cambiado mucho, cuando tengo que tomar decisiones de familia o hacer algo con los niños, le llamo y le pregunto: "¿Tú que crees?" y él hace lo mismo. Además, Roberto pasaba mucho tiempo fuera y yo le veía tres o cuatro veces por semana.
- ¿Quién planteó a quién la separación?
- Lo decidimos los dos. Nosotros éramos más amigos que una pareja y hablábamos mucho. Esto no es una cosa que viene de un día para otro, hacía mucho tiempo que lo hablábamos y al final decidimos que era mejor parar ahí porque nos llevábamos bien y si continuábamos así, si quizás hubiéramos tardado un año más o dos años más, entonces si creo que todo hubiera sido diferente.
- Una decisión difícil.
- Es la mejor decisión que hemos tomado Roberto y yo porque yo le quiero a él y él también me quiere y los niños nos ven bien.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie