Marc Ostarcevic, vacaciones en Ibiza con sus tres hijos

por hola.com

Tener sesenta años no es lo mismo que tener treinta, por mucho que te esfuerces, Marc
Lo sé. A los treinta tienes una filosofía de vida diferente que a los cuarenta o a los sesenta.
Nada, que la isla te ha rejuvenecido también
De por sí ya tengo un espíritu juvenil y me gusta la vida sana, pero sí, siento que se había despertado en mí de una manera extraordinaria.
Hasta que decidiste parar todo
Sí, ahora ya tomo más precauciones en el sentido de no estar tanto con chicas. Ahora estoy más pausado, pero siempre compartiendo mis mejores momentos con mis hijos y mis amigos, como Paco Santos o Guillermo. Eso es antes que nada. Siempre estoy con ellos.
¿Ha hecho la soledad acto de presencia durante todo este tiempo?
Te diré que la soledad es algo horroroso. Por eso también tuve una época en la que no me apetecía ni leer un libro ni ver la televisión. Entonces me iba a buscar a mi gente. En aquel tiempo, lo más importante para mí era pasármelo bien y vivir intensamente.
Tendrás que rehacer tu vida al guna vez, Marc
Tengo esa esperanza y tengo derecho por otra parte. Ya he tenido a la mujer y al amor de mi vida. Mi corazón está partido, pero siempre habrá un hueco. Como deportista profesional que he sido, tengo el corazón más grande que los demás y por eso siempre existirá un resquicio para alguien.
¿La vida ha sido justa contigo, Marc?
Una separación es algo que ocurre. No olvides que antes de estar con Norma, yo me había separado y no pasaba nada. Pero la felicidad que yo he vivido durante diez años con mi primera mujer, por un lado, y los diecinueve junto a Norma por otro es algo que nadie me puede quitar. Es una cosa que no tiene precio.
Luego te consideras un hombre afortunado
Tengo que decir que he tenido suerte en la vida porque los pilares básicos, como son el amor, el trabajo y la familia, te dan seguridad.
Y, además, una buena relación de amistad con Norma
Siempre estaré ahí para lo que ella necesite. Nuestra relación es muy cordial y está basada en la comprensión porque somos padres de unos hijos y eso conlleva responsabilidades. Tener una buena relación después de haberte separado no es nada fácil.
¿Hacia dónde va Marc Ostarcevic?
A proteger a los míos y a vivir la vida, que es el don más preciado que tenemos en base a la amistad y al amor. También el tiempo, que es una riqueza que tenemos que disfrutar.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie