obesidad-mascotas3

Qué puedes hacer para evitar que tu mascota engorde

La obesidad supone un riesgo grave para la salud de tu animal de compañía. Analizamos las claves para que pueda comer sin engordar

por hola.com

Nadie duda ya de los riesgos de la obesidad para la salud. Además de considerarse una enfermedad en sí misma, es un factor de riesgo para desarrollar otras patologías como la diabetes, enfermedades del corazón e, incluso, se ha relacionado con algunos tipos de cáncer. Por ello, médicos y demás personal sanitario como dietistas-nutricionistas no se cansan de lanzar mensajes en favor de adoptar hábitos de vida saludables, comer menos y moverse más para luchar contra el sobrepeso y la obesidad.

- Relacionado: Dieta perros: ¿Sabes cuántas calorías extra le das a tu mascota?

Mascotas cada vez más obesas

Pues bien, los veterinarios insisten en lo mismo: si tu mascota pesa más de lo debido su salud se resentirá. Y sin embargo, según los datos obtenidos en las últimas encuestas realizadas en todo el mundo, entre el 39 y el 59% de los perros y el 27 y 58% de los gatos tiene sobrepeso u obesidad. Esto se traduce en que más de la mitad de perros y gatos tienen sobrepesoAdemás se trata de un problema que se ha disparado durante los últimos ocho años. Los hábitos de sus propietarios tienen mucho que decir. 

Así lo pone de manifiesto un informe del que se ha hecho eco Acierto.com. Uno de las razones por la que las mascotas engordan es el exceso de alimento y los 'premios', algo que hace sentir muy bien tanto a propietarios como peludos. De hecho, casi el 60% se siente bien cuando da de comer a su mascota, aunque sea entre horas o dejarles 'catar' la propia comida, un comportamiento muy peligroso, pues existen determinados alimentos tóxicos para ellos. De hecho y a pesar de la creencia popular, la mayoría de gatos adultos son intolerantes a la lactosa. 

La falta de ejercicio físico de los propietarios, que se duplica en sus mascotas, es otro motivo por el que tantos animales de compañía sufren obesidad. Para tratar de ayudar a evitar tanto en humanos como 'peludos', Virbac ha elaborado una serie de recomendaciones que nos ayudarán a poner freno a los kilos de más. 

- Relacionado: Cómo evitar que tu gato engorde tras la esterilización

VER GALERÍA

 

Consejos para evitar la obesidad

Revisar la etiqueta de su alimentación, la proporción de ingredientes así como la calidad de los mismos es básico para elegir la mejor dieta para nuestras mascotas son las medidas básicas para evitar que engorden: 

1.     Adiós al sofá y más actividad 

Como buenos cazadores que son (al menos, por genética), perros y gatos tienen un cuerpo flexible, un cerebro muy desarrollado y unos sentidos muy avanzados. Es por ello que deben mantenerse activos para preservar un buen estado de salud tanto físico como psicológico. 

¿Qué podemos hacer? Juegos de búsqueda, escondite, juguetes, pelotas… hay miles de opciones para disfrutar y mantenerte activo junto a tu mejor amigo tanto dentro como fuera de casa. ¡Recuerda que no todo son los paseos!

2.     Tú puedes ser vegetariana, pero ellos son carnívoros 

Numerosos estudios han demostrado los orígenes carnívoros de nuestros perros y gatos y su preferencia por dietas altas en proteínas y grasas animales. Entonces, ¿Por qué no volver a sus orígenes para cuidar de su salud?

¿Qué deben comer? Tal y como afirma Ricardo Coedo, Technical Manager de animales de compañía en Virbac, "una dieta rica en proteínas y baja en hidratos de carbono facilita la estabilización del peso de nuestras mascotas, la prevención de enfermedades urinarias o la estimulación de su sistema inmunitario". Además, las proteínas contribuyen a la aparición de la sensación de saciedad y gracias a su gran eficacia para la pérdida de peso, son también la base de muchas de nuestras dietas.   

3.     Atención al listado de ingredientes y a las porciones por día 

La  composición de la alimentación de nuestras mascotas es tan importante como la calidad de los ingredientes que la forman. Por ello, al igual que nosotros nos preocupamos cada vez más por la composición de nuestra dieta y la procedencia de sus ingredientes, también debemos hacerlo con la de nuestras mascotas.

Cuestión de porcentajes. Apuesta por una alimentación que esté formulada de modo que las proteínas representen alrededor de un 35-40% del contenido total y cuya proporción de hidratos de carbono sea tan limitada como sea posible. Además, no te olvides de comprobar el origen de dichas proteínas para asegurar que son de buena calidad. ¡Evita huesos, tendones y cartílagos!

4.     Menos azúcares para prevenir la diabetes 

La diabetes también es una enfermedad que pueden sufrir nuestras mascotas. Y para evitarla, hay que restringir el consumo e alimentos que contengan más azúcar. Por ejemplo, la patata, el maíz o el arroz no son alimentos que nuestros animales de compañía deban consumir en exceso por un tiempo prolongado.

Más gordos y más diabetes. Su consumo contribuye a la producción de ácidos grasos que se almacenan en el tejido adiposo haciendo a nuestros animales de compañía más propensos a padecer sobrepeso u obesidad y, como decíamos, diabéticos. 

5.     No les dejes comer lo que quieran

Comúnmente se cree que los animales domésticos saben autorregular su sensación de hambre, cosa que lleva a los dueños a no racionar su comida y llenarles el bol cuando lo ven vacío.

También comen por aburrimiento. El sedentarismo, la coexistencia o el aburrimiento, entre otros factores, han llevado a nuestras mascotas a perder la capacidad de autorregularse, por lo que al igual que nosotros, ¡los animales también cometen excesos! Por tanto, ayúdales racionando sus ingestas, por ejemplo, que coman tres veces al día y menos cantidad. 

6.     Haz del veterinario tu mejor aliado para la pérdida de peso de tu mascota

Confía en tu veterinario y haz de él tu asesor nutricional. La alimentación es un factor clave para la salud global de nuestras mascotas, por lo que el veterinario te podrá recomendar la dieta y cantidad acorde a sus necesidades o patologías.

- Relacionado: Estas son las enfermedades de perros más comunes

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie