bernardeau-perros

Miguel Bernardeau revela quién le ha robado el corazón y explica cómo 'alimenta' ese amor

El protagonista de la serie televisiva Elite confiesa que Marley y Mimi son sus dos grandes amores, durante unas charlas patrocinadas por Advance, en las que el actor ha recordado la importancia de proporcionarles una buena alimentación.

por hola.com

Miguel Bernardeau, protagonista de la serie televisiva Elite, no tiene un amor, ¡sino dos! Mimi y Marley, dos perritas con las que el actor ha confesado que le encanta compartir su tiempo, y así lo hace cuando sus rodajes se lo permiten. Además, el joven intérprete recordó, durante el encuentro 'Pet Talks', organizado por Advance, lo importante que es intregrar a las mascotas en las rutinas familiares, cuidándo de ellas y proporcionándoles una buena alimentación. Opinión que fue respaldada por la estilista Natalia Ferviú, que también participó en las charlas junto a varios especialistas en el cuidado de la salud de las mascotas. Todos ellos resaltaron el papel de la microbiota en el bienestar general de nuestros amigos peludos. 

- Relacionado: Alimentos que pueden ser malos para tu perro

Cómo cuidarlas mejor 

La microbiota, también conocida como flora intestinal, es el conjunto de microbios que reside en el organismo. Una flora intestinal sana es fundamenal para la salud. Tal como explica Ignacio López-Goñi, doctor en Biología y Catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra, dependemos de las bacterias amigas "para nuestro correcto desarrollo". 

Las comunidades de microbios que forman parte de la microbiota se encuentran principalmente en el intestino y también en la piel, en la boca y en los órganos genitales. "Su función es la de activar las defensas, mantener a raya a microorganismos patógenos y proporcionar nutrientes esenciales. Nuestra salud depende de los microbios”, explica el experto en microbiología. 

Tanto humanos como animales contamos con este batallón de microorganismos que velan por nuestro bienestar. Y, en aquellas familias en las que conviven personas y mascotas se puede dar una simbiosis, según explica López-Goñi: “Las personas que viven juntas tienen una microbiota más parecida, pero si además tienen perro, comparten entre ellas más microbios”. Algo clave en la salud de nuestros compañeros, ya que la flora intestinal que afecta al metabolismo de humanos, también es importante para ayudar a prevenir el sobrepeso y obesidad en ellos: “Igual que sucede en humanos, una alteración de la microbiota de perros y gatos contribuye a desórdenes intestinales y puede afectar al metabolismo del animal”.

- Relacionado: Alimentos buenos para gatos

Evitar la obesidad y el estrés

Según explica López-Goñi, gracias a los últimos estudios realizados, "sabemos que algunos factores ambientales, incluida la dieta, modifican o alteran nuestra microbiota y la de nuestras mascotas. En general, una dieta equilibrada ayuda mantener la microbiota robusta, diversa en número y tipo de microorganismos, y estable, que es señal de salud”. También existe una relación entre la diversidad de la microbiota y algunas funciones cerebrales. Un estrés mayor repercute en una menor diversidad bacteriana intestinal y si se mejora la alimentación repercute en el sistema nervioso.

Visto esto, los expertos reunidos en las charlas recordaron lo importante que es ofrecer a las mascotas una buena alimentación, apta para cada animal en particular y que responda a sus necesidades. De hecho, el joven actor Miguel Bernardeau señaló que le preocupaba el sobrepeso de una de sus perras, Mimi, con la que lleva conviviendo 14 años. Sobre ello, el veterinario y coach Miguel Ángel Díaz aconsejó al actor que “en caso de sobrepeso u otros factores de riesgo para la salud de los perros y gatos, hay que pensar en la causa. Si se trata de perros que conviven juntos -y se comen la comida de los otros- hay que separarles en el momento de la comida”. Para la también veterinaria y etóloga Angela González “los juegos interactivos y el ejercicio físico pueden ayudar a controlarlo". 

 Los invitados resumieron, además, cómo debe ser la alimentación de nuestras mascotas: 

Equilibrada. La dieta de tu 'peludo' debe ser adecuada a su tamaño y necesidades, que varían en función de la edad, si está o no esterilizado, el estado de salud y otras específicas (si tiene intolerancias, problemas articulares, diabetes, sobrepeso, etc…), la actividad física, etc.. En el caso de los gatos, también hay que tener en cuenta si suele generar bolas de pelo, si tiene problemas renales o gastrointestinales. 

Completa. La comida seca es la más común; suele ser la más completa -en cuanto a necesidades nutritivas- pero no hay que olvidar que necesita acompañarse de agua fresca, por tanto, no debe faltar el bol de agua junto al de comida. Además existe una característica de la comida seca que normalmente pasa desapercibida: su textura crujiente facilita la eliminación del sarro dental. Respecto a la comida húmeda, conviene no abusar de ella en el caso de los perros y utilizarla como premio o en situaciones especiales que recomiende el veterinario. Sin embargo, constituye una buena alternativa para los gatos, debido a que beben menos agua. Según la veterinaria Judith Queraltó, asesora científica de Dingonatura, "combinar la dieta cerca con la húmeda garantiza un buen aporte de agua en la dieta y ayuda a evitar problemas urinarios". 

- Relacionado: ¿Qué alimentos puedo compartir con mi perro?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie