Carcinoma de células basales, ¿qué hay tras el tipo de tumor cutáneo que padece Hugh Jackman?

El doctor José Carlos Moreno nos habla sobre esta dolencia

por hola.com

Hace unos días nos sorprendía la noticia de que Hugh Jackman padecía cáncer de piel, desvelada por él mismo en su cuenta de Instagram. El conocido actor hacía pública su enfermedad, tal vez en un intento de llamar la atención sobre la importancia de la prevención en este tipo de tumor. El actor australiano (Australia es, además, el país con mayor índice de cáncer cutáneo) que lo ha descubierto recientemente, ha lamentado no haber utilizado mayor cantidad de protección solar ni haberse hecho las revisiones de piel oportunas.

El doctor José Carlos Moreno, presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología y Jefe de Servicio del Hospital Reina Sofía de Córdoba, nos ayuda a conocer, de forma sencilla, e incidiendo sobre todo en la prevención, de qué se trata esta dolencia, en concreto un carcinoma de células basales en la nariz.

Primer paso: ¿Qué es un carcinoma de células basales?
Al carcinoma de células basales, carcinoma basocelular o basalioma, debemos considerarlo como un tumor maligno ya que tiene un crecimiento destructivo y progresivo que puede llevar, con el paso del tiempo, a producir afectación de estructuras vitales y por tanto provocar la muerte. Pero no hay que ser alarmistas, pues según el doctor Moreno, esto es lo excepcional, normalmente y en la mayoría de los casos, tiene un buen pronóstico siempre y cuando se extirpe de la forma más precoz posible. Y aún hay más noticias positivas: Su eliminación competa supone la curación ya que en muy raras ocasiones es capaz de producir metástasis (afectación de órganos distantes).
El doctor Moreno aclara que es posiblemente el tumor maligno más frecuente del género humano, y en su desarrollo influye la radiación solar, si bien existen otras causas como contaminación química por arsénico o breas.

Cómo se manifiesta
Se trata de una lesión no molesta y tiene un crecimiento lento, pero progresivo. Suele aparecer en zonas expuestas, como en el caso del actor, y es consecuencia de una exposición crónica a la luz del sol. “Lobezno viene de un país (Australia) donde existe una gran exposición solar y donde sus habitantes tienen un alto riesgo de padecer cáncer cutáneo, y seguramente ha acumulado demasiado sol durante la infancia”, explica el dermatólogo.

Protección solar todo el año
Hay otras enfermedades que no se pueden prevenir de forma tan eficaz como este tipo de cáncer de piel. “Creo debemos insistir en la prevención del cáncer cutáneo y esto necesariamente pasa por aplicar protección solar los días de sol y los días nublados, los de piel clara y los de piel oscura, en verano y durante todo el año, con cremas y/o con ropas adecuadas… y muy especialmente inculcarlo a nuestros hijos”, explica.
Y extrae una conclusión de esta noticia: el hecho de que haya afectado a una persona conocida sirve de altavoz para concienciarnos sobre esta dolencia. "Nos puede servir para obtener una serie de enseñanzas que él mismo ha comentado: no dejéis de consultar ante una lesión que aparece en vuestra piel y que lejos de curarse progresa y no os olvidéis de usar fotoprotección. Es cierto que nadie escarmienta en cabeza ajena, pero también lo es que un caso como este puede concienciar a la población mucho más que la mayoría de las campañas que los dermatólogos hacemos en este sentido”.


Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie