Dolores de espalda, ¿cómo influye el peso del bolso?

Útiles consejos para prevenir problemas

por hola.com

Los hay grandes, pequeños, en bandolera… No podemos salir a la calle sin nuestro bolso y, en ocasiones, padecemos sus ‘daños colaterales’, que se materializan en forma de dolores de espalda. Y es que no sólo las posturas influyen, el exceso de peso también lo hace. Monedero, llaves, móvil, maquillaje, agenda… reconócelo, a veces lo llenas en exceso, y la gran mayoría del peso es sostenido por nuestra espalda con lo que una mala utilización puede conllevar graves consecuencias para su estructura ósea.

En muchos casos, el dolor de espalda se produce por el tipo de bolso y por la manera en que lo llevamos: el tamaño, el material, el tipo de tiras, la forma y por supuesto, el peso.

Además, el uso continuado de bolsos y mochilas, también puede afectar a otras partes del cuerpo como, por ejemplo, los hombros, los brazos y las manos porque los sobrecargamos de peso durante muchas horas. Como primera media de prevención, el Dr. Pablo de Lucas, Especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica, recomienda que intentemos comprar bolsos con asas anchas y que vayan reforzadas con acolchado en las partes que van sobre el hombro. La mejor manera de llevarlo es pegado al cuerpo y sin oscilar.

El tipo de bolso, ¿influye?
Hay muchos tipos de bolsos, pero básicamente son variaciones de los que te indicamos a continuación.
-Si llevas bolsos Tote mucho cuidado con lo que pones dentro. Cabe muchísimo pero todo junto pesa una barbaridad. El Dr. Pablo de Lucas indica que lo mejor es que, si no puedes rebajar el contenido, lo lleves un rato en cada hombro y hagas ejercicios simples de movilizar hombro o codo de forma suave.
-Si usas normalmente bolsos Satchel (de tamaño medio),  sus asas cortas hacen que el peso caiga muerto sobre el hombro y la mano se sobrecargue. Si lo llevas en el antebrazo, como está de moda, entonces ten cuidado con el codo porque la sobrecarga puede desencadenar un episodio de “epicondilitis”. El Dr. Pablo de Lucas te recomienda que, si te gustan estos bolsos, los lleves con muy poco peso y cambiando de brazo cada 5-10 minutos.
-Los bolsos bandolera o de asa larga que va sobre el hombro son muy habituales. El Dr. Pablo de Lucas nos indica que hay que llevarlo pegado al cuerpo, sin balancearlo y que la parte del asa que descansa sobre el hombro sea un poco más ancha y acolchada. Es el mejor bolso para evitar los dolores de espalda, siempre y cuando no pese una barbaridad.
-Si te gustan los clutch, estás de enhorabuena porque como no cabe casi nada, no hay sobrepeso que lesione la espalda. El Dr. Pablo de Lucas nos recomienda que cambiemos de mano cada 10-15 minutos para no forzar demasiado las articulaciones.

Cuatro pautas básicas
El Dr. Pablo de Lucas nos da unas pautas básicas para evitar los dolores de espalda y las patologías asociadas al cargar en exceso los bolsos:
1. Considera los bolsos pequeños, sabemos que es difícil pero hay que intentarlo.
2. Rebaja el peso, que no supere el kilo si es posible.
3. Cambia posiciones, cambia el bolso de hombros, brazo y manos cada 5-10 minutos para que no nos corte la circulación de la sangre en los brazos. Haz los simples ejercicios que recomienda el Dr. Pablo de Lucas: movilizar el hombro o codo, de forma suave, remando de forma circular y moviendo el hombro de arriba a abajo.
4. Considera llevar una mochila bien centrada y sujeta a la espalda si tienes que llevar mucho peso, no es muy “fashion”, pero tu salud lo agradecerá.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie