El ejercicio, buen aliado si estás dejando de fumar

Ayuda a combatir el problema de ansiedad que puede generar el hecho de apagar el cigarrillo

por hola.com

Uno de los propósitos de cada nuevo curso –o de cada nuevo año- es dejar de fumar. Apagar el cigarrillo se convierte en uno de los objetivos más habituales. Pero uno de los principales problemas con los que se enfrentan las personas que quieren formar parte del grupo de ex-fumadores es la temida ganancia de peso que puede producirse cuando se deja el tabaco.
 
Es ahí cuando el ejercicio puede echarte una mano. Si has decidido dejar de fumar, conviene que digas adiós al sedentarismo. El motivo es que la actividad física favorece la producción de endorfinas, unos neurotransmisores que estimulan el cerebro de similar manera que la nicotina. Por ello, apuntarse al gimnasio, salir a correr, nadar o montar en bicicleta son algunas de las claves para dejar atrás esta adicción que afecta al sistema cardiovascular y pulmonar.

Beneficios de apagar el cigarrillo
No debes olvidar que los beneficios de dejar el cigarrillo y comenzar una vida llena de ejercicio, acompañada de una dieta equilibrada, son múltiples. La frecuencia cardiaca de un adulto saludable y activo se sitúa, aproximadamente, entre los 60 u 80 latidos /min., mientras que en individuos sedentarios con factores de riesgo cardiovasculares como los fumadores es de 100 lat. /min. El simple hecho de andar 20 minutos al día ayuda a la condición aeróbica del cuerpo, disminuye la presión arterial y el colesterol; 25 minutos de trote mejoran la condición cardiaca; 20 minutos de natación incrementan la masa muscular y estimulan el sistema cardiovascular; y tan solo 20 minutos de ciclismo ayudan a la ventilación pulmonar.

Este hecho, combinado con una dieta rica en hidratos de carbono, antioxidantes como las vitaminas C, E y B, potasio para mejorar la presión y lácteos, contribuye a la recuperación del sistema pulmonar y cardiovascular, a la vez que se crea una rutina progresiva diaria que ayuda a no depender de la nicotina.

Fuera ansiedad
Y es que el ejercicio físico es clave para eliminar la ansiedad y los posibles problemas de sobrepeso que en algunas personas puede originar dejar de fumar. La nicotina del tabaco aumenta la frecuencia cardiaca, lo que hace que el metabolismo funcione más rápido y haya un mayor gasto de energía. No le des más vueltas: hacer deporte combate este problema, además de mejorar la autoestima y disminuir el estrés.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie