¿Sabes cómo afectan las enfermedades del corazón a las mujeres?

La Fundación Española del Corazón ha publicado un informe en el que analiza su incidencia en función del sexo

por hola.com

VER GALERÍA  

Tal vez si te planteamos cuáles son las enfermedades que más afectan a la mujer, no piensas de inmediato en las dolencias cardiovasculares. Pero lo cierto es que su incidencia es también muy alta en ellas.  De hecho, el 35,15 % de las muertes del sexo femenino se producen por patologías en el corazón, tal y como lo confirma en su último informe la Fundación Española del Corazón (FEC). Hay una percepción errónea sobre que el cáncer (que supone un 22,35% de las muertes) es la enfermedad que más muertes produce. Sin embargo, por sorprendente que pueda parecer, las enfermedades cardiovasculares son, como decíamos, la primera causa de mortalidad entre la población femenina. Además, existe la creencia popular de que este tipo de enfermedades afectan mayoritariamente al sexo masculino. Nada más lejos de la realidad, las españolas son un 8 % más propensas que los varones a padecer problemas del corazón, según este informe de la FEC.

Diagnóstico y tratamiento
Existe un riesgo mayor entre las mujeres de padecer enfermedades cardiovasculares por causa de un diagnóstico equivocado. El mal control sobre la hipertensión, la diabetes o el exceso de colesterol constituyen los factores más peligrosos para el desarrollo de problemas en el corazón. A la falta de cuidados adecuados sobre estos problemas de salud, hay que sumar el elemento de la edad. Una vez que las mujeres pasan la barrera de los 50 años, el problema se agrava. De hecho, el 99% de los fallecimientos de mujeres por estas patologías se dan a partir de la esa edad. Hasta hace poco, los altos porcentajes de mortalidad femenina por problemas del corazón se debían a un tratamiento inadecuado. Se utilizaban los mismos cuidados para hombres y mujeres. Esto ha influido negativamente en las féminas, pues solo el 15% de ellas recibía un tratamiento correcto mientras que el en el caso de los varones ascendía al 56%. La explicación es sencilla y es que el sexo femenino no manifiesta los mismos síntomas que el masculino en estas dolencias. Hoy los médicos ya han asumido estas diferencias y van adecuando los pronósticos y cuidados a la mujer.

Mayor riesgo a partir de los 50 años
La menopausia es uno de los peores enemigos
. A partir de ese momento las mujeres dejan de recibir la protección natural de los estrógenos y se vuelven más vulnerables a este tipo de enfermedades. Con la pérdida de este tipo de hormonas femeninas, se multiplica el riesgo de padecer algún trastorno cardiovascular e ,incluso, más de la mitad de las mujeres que han cumplido los cincuenta comienzan a padecer diabetes, hipertensión o trastornos en el metabolismo. La rápida disminución de estrógenos se potencia si la mujer es fumadora.

Cuida tu corazón
Unos hábitos saludables evitarán en gran medida las patologías cardiovasculares. El Dr. Leandro Plaza, presidente de la Fundación Española del Corazón, afirma que “es esencial que la población se conciencie de la importancia de mantener unos hábitos de vida saludables para reducir las enfermedades cardiovasculares”.

Te damos las claves para llevar un estilo de vida cardiosaludable y disminuir los factores de riesgo:

• Seguir una dieta equilibrada.
• Incluye alimentos sanos y elimina aquellos que te perjudiquen.
• Practicar ejercicio regularmente.
Evitar el consumo de tabaco.
No consumir alcohol.
Reducir el estrés.

Además, el Dr. Leandro Plaza añade que es necesario educar a los más pequeños para que sigan este tipo de sanas costumbres y las mantengan a lo largo de su vida. También hay que concienciar a los mayores para que mantengan su corazón sano. Para ello la Fundación Española del Corazón (FEC) organiza anualmente una serie de eventos en otoño como la Semana del Corazón, la Carrera Popular del Corazón o actividades en el Día Mundial del Corazón, para promover hábitos cardiosaludables entre toda la población.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie