El diagnóstico precoz, fundamental para vencer al cáncer de piel

Uno de cada tres cánceres diagnosticados en todo el mundo es cutáneo

por hola.com

“Casi la totalidad de los cánceres de piel pueden ser curados si se diagnostican precozmente”. No está nada mal comenzar viendo el vaso medio lleno cuando se habla de cáncer. Así lo explica el doctor Miguel Sánchez Viera, dermatólogo de USP San Camilo, con motivo de la celebración del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, que tuvo lugar ayer, y en la que se remarcó la necesidad de fotoprotegerse bien y de realizar visitas rutinarias al dermatólogo.

El cáncer de piel, en cifras
El cáncer cutáneo es uno de los que con más frecuencia afecta al ser humano. Uno de cada tres cánceres diagnosticados en todo el mundo es cutáneo. Se estima que una de cada cinco personas de 70 años va a padecer al menos un cáncer de piel. Cada año se diagnostican en España 4.000 nuevos casos de melanoma y en Europa 62.000 casos de melanoma avanzado, con metástasis. Cada año se diagnostican en el mundo más de 2 millones de casos de cáncer de piel no melanoma y más de 130.000 nuevos casos de melanoma, observando un incremento de la incidencia en los últimos años de entre un 3 y un 8 por ciento.
Dos datos más: la incidencia de este tipo de cáncer es la que más crece en el hombre y la segunda que más está aumentando en mujeres, y en los últimos 30 años ha habido más casos de cánceres de piel que la suma de los demás cánceres que tiene el ser humano.

“El cáncer de piel es uno de los más sensibles al diagnóstico precoz, y, por ello, las campañas de sensibilización de la población alertando de los riesgos de la exposición solar excesiva y sin la fotoprotección adecuada, la necesidad de visitas rutinarias al dermatólogo y la autoexploración, son muy importantes. Los factores etiológicos conocidos con mayor influencia en el cáncer de piel son la predisposición genética y la exposición al sol. De ahí la importancia de concienciar a la población sobre la exposición solar responsable”, explica. Sin embargo, a pesar de las campañas de información y prevención, el cáncer de piel sigue aumentando en todo el mundo, constata el experto. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se diagnostican más de dos millones de casos de cánceres cutáneos no melanoma y cerca de 130.000 melanomas, observando un incremento de la incidencia en los últimos años de entre un 3 y un 8 por ciento.

Claves para prevenir el avance del cáncer de piel

1. Tener una conducta saludable frente al sol: Evitar la exposición solar entre las 12h y las 16h y exponerse progresivamente. Tener especial cuidado no sólo en verano sino en aquellos momentos de riesgo que se dan durante todo el año: de excursión en la montaña, esquiando, en el patio, practicando deporte al aire libre,…
2. Usar ropa que nos proteja eficazmente: sombreros, gorras, viseras, gafas y ropa confeccionada con tejidos tupidos y con capacidad de filtrar los rayos solares.
3. Usar fotoprotectores adecuados y aplicar correctamente: un protector solar adaptado a su tipo de piel, zona del cuerpo y condiciones de exposición al sol. Aplicar la cantidad suficiente 30 minutos antes de salir de casa, con la piel seca, y reaplicar cada 2 horas.
4. Realizar un autoexamen de la piel, consultando al dermatólogo siempre que apreciemos aparición de manchas, cambios de aspecto en algún lunar (tamaño, forma o color), picor o heridas en manchas previas.
5. Hacer una consulta anual al dermatólogo.

“Investigaciones recientes muestran que la radiación Ultravioleta A, además de la ya conocida Ultravioleta B, estaría implicada no solo en el envejecimiento cutáneo, sino también directamente en el cáncer de piel. Los fotoprotectores más eficaces incluyen un filtro elevado frente a la radiación UVA. Las cabinas de Rayos UVA empiezan a verse como un factor de riesgo elevado en la comunidad científica y la OMS alerta sobre su uso”, alerta el dermatólogo.

¿Qué es el cáncer de piel y qué tipos existen?
El cáncer de piel se produce por la proliferación de células cancerosas que tienen su origen en distintas partes de la piel. Los tipos más frecuentes son:

-Cáncer Cutáneo No Melanoma: el más frecuente, pero en general, menos agresivo. Se divide en carcinoma Basocelular o Carcinoma Espinocelular.
-Melanoma: menos frecuente, pero más agresivo. Produce metástasis en otros órganos con facilidad.
-Existen otras variedades mucho menos frecuentes como Merkelomas, Linfomas y Sarcomas y otras lesiones precancerosas, denominadas queratosis actínicas (AK), o conocidas también como queratosis seniles o solares.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie