¿Tú también sufres dolor de espalda?

Es uno de los problemas de salud más habituales de nuestro entorno

por hola.com

Es no hay duda, uno de los problemas de salud más habituales en nuestro entorno. El dolor de espalda es una de las molestias más frecuentes en los países desarrollados. De hecho, los expertos afirman que entre el 80 y el 90% de las personas sufrirán alguna dolencia asociada a la columna vertebral a lo largo de la vida, un riesgo que se incrementa según nos acercamos a la tercera edad. No es de extrañar que el dolor lumbar se haya convertido así en la causa más frecuente de pérdida de horas y días de trabajo.

Las principales causas
El sobreesfuerzo a la hora de realizar determinados trabajos, las posturas inadecuadas en nuestro día a día, y el sedentarismo son algunas de las causas que provocan las dolencias más comunes en esta parte del cuerpo, como la estenosis del canal lumbar o las hernias discales, que a su vez son las causantes de la mitad de los casos de jubilación anticipada por enfermedad en nuestro país. “En mujeres hay que sumar otro importante factor de riesgo a la hora de sufrir dolencias relacionadas con la columna vertebral, que es la pérdida de masa ósea asociada a la osteoporosis y numerosas fracturas”, apunta el doctor Francisco Villarejo, director de la Unidad de Neurocirugía de Clínica La Luz.

¿Se puede prevenir?
Realizar ejercicio frecuente como montar en bicicleta o natación, puede ayudar a prevenir o retrasar estas enfermedades, fortalecer la musculatura y la columna lumbar, así como una correcta higiene postural. “A partir de los 25 años, los discos que conforman nuestra columna comienzan a envejecer de forma paulatina y a perder elasticidad, proceso que se acelera cuando más nos acercamos a la tercera edad”, indica el doctor Villarejo. “No cargar con peso también ayuda a mejorar nuestra espalda, tan malo es que los niños carguen sus mochilas con libros en su infancia, como que lo hagan los mayores”.

La hernia discal
Según indican los expertos, ser fumador, obeso y sedentario, incrementa el riesgo de padecer hernia discal. Así, una parte importante de las hernias se podrían prevenir de seguir una serie de normas de higiene postural a la hora de levantar o transportar objetos pesados o estar muchas horas en la misma posición. Por ello,  seguir una serie de consejos básicos reduce este riesgo, como son levantar objetos doblando las rodillas, andar dejando caer el peso en los talones, sentarse de forma adecuada o usar calzado seguro y con una altura media de tacón. “Dormir sobre un colchón firme, a ser posible boca arriba, y realizar deportes de forma continua son también unas buenas costumbres que ayudan a fortalecer la musculatura de esta zona”, incide el doctor Villarejo.

Cuando la solución ha de pasar por el quirófano, la microcirugía es la técnica más efectiva para el tratamiento de hernias discales, con una tasa de éxito del 95%. Para el doctor Villarejo, “esta técnica ha demostrado muy buenos resultados en estos pacientes en los que desaparece por completo el dolor”.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie