Un día para unir fuerzas contra el Párkinson

Hoy, 11 de abril, el mundo celebra el Día Mundial de la enfermedad

por hola.com

Hoy, 11 de abril, el mundo se une para celebrar el Día Mundial del Parkinson. En esta ocasión, el lema escogido es "Investigación y Párkinson: el impulso lo damos todos", pues el objetivo es hacer hincapié en la necesidad de promover la investigación biomédica en España, con el objetivo de avanzar en la curación de la enfermedad. A lo largo del día se llevarán a cabo múltiples actos en todo el país, que incluyen conferencias y mesas redondas en las que se profundizará en los diferentes aspectos que rodean esta enfermedad que, sólo en España, afecta a más de 100.000 personas.

Una vez más, un diagnóstico adecuado y precoz permite instaurar una terapia que mejore la calidad de vida de los pacientes -que suelen ser personas mayores de 65 años, aunque también hay pacientes jóvenes- y aumentar su expectativa de vida. Aunque, por el momento, no existe un tratamiento que cure la enfermedad, sí hay algunos que mitigan sus síntomas e intentan evitar el deterioro de la calidad de vida del paciente. Y es que el objetivo es retrasar el momento en el que los afectados se hacen dependientes. A todo esto hay que sumar que se siguen investigando nuevas técnicas y diferentes proyectos hacia un mejor abordaje de la enfermedad, tanto de sus causas como de su tratamiento. Por ello, desde la Federación Española de Párkinson se insiste en la necesidad de seguir trabajando para conseguir avances.

Pero, ¿qué hay detrás de esta enfermedad? En concreto, un trastorno neurológico, crónico y degenerativo que afecta al sistema nervioso central. Sus síntomas más conocidos son los que afectan a la movilidad, como pueden ser la rigidez muscular, la torpeza, la pérdida de equilibrio, la lentitud de movimientos y los conocidos temblores (tal vez la manifestación más reconocible). Sin embargo, éstos no son los únicos síntomas asociados al Párkinson. La depresión o el deterioro cognitivo ocasionan en igual o mayor medida diferentes grados de discapacidad y dependencia en el paciente afectado y repercuten de igual manera de forma negativa tanto en su calidad de vida como en la de sus familiares.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie