Hoy se celebra el Día Mundial del Parkinson

Se trata de una enfermedad neurodegeneratriva que acaba generando dependencia de los afectados

por hola.com

Bajo el lema "Parkinson: enfermedad, discapacidad y dependencia" hoy, 11 de abril, se celebra el Día Mundial del Parkinson, una enfermedad que padecen más de cuatro millones de personas en todo el mundo y que, sólo en España, afecta a cerca de 100.000. El lema elegido este año resume a la perfección algunas de las claves de esta dolencia que, por ser altamente incapacitante, acaba generando dependencia. Constituye, además, la segunda patología neurodegenerativa más frecuente entre las personas mayores de 65 años en España, aunque no sólo va ligada a la tercera edad, pues hasta un 20% de los pacientes con Enfermedad de Parkinson ha sido diagnosticado antes de los 40 años.

Con motivo de la celebración de esta jornada, la Federación Española de Parkinson (FEP), "quiere poner de manifiesto la necesidad de un abordaje integral socio sanitario de esta patología por parte de los Servicios Sanitarios, Sociales y de Atención a la dependencia, además del insustituible apoyo familiar, del entorno del paciente y la sociedad", subraya Carles Guinovart, presidente de dicha Federación. Como ocurre en otras patologías degenerativas, como son las demencias o el alzheimer, en fases avanzadas, la Enfermedad de Parkinson acaba afectando al enfermo y repercutiendo en su cuidador. Al paciente, poco a poco, le resulta más complicado realizar su vida cotidiana y la progresiva dependencia del paciente requiere la presencia casi continua de otra persona que le ayude, papel que asume, en la mayoría de los casos, un familiar. Es por este motivo por el que los afectados y sus familiares tienen grandes esperanzas debido a la reciente aprobación de la nueva Ley de Dependencia, que llega para dar un soplo de aire fresco a esta situación.

Una vez más, un diagnóstico adecuado y precoz permite instaurar una terapia que mejore la calidad de vida de los pacientes y aumentar su expectativa de vida. Aunque, por el momento, no existe un tratamiento que cure la enfermedad, sí hay algunos que mitigan sus síntomas e intentan evitar el deterioro de la calidad de vida del paciente. Y es que el objetivo es retrasar el momento en el que los afectados se hacen dependientes. A todo esto hay que sumar que se siguen investigando nuevas técnicas y diferentes proyectos hacia un mejor abordaje de la enfermedad, tanto de sus causas como de su tratamiento.

Pero, ¿qué hay detrás de esta enfermedad? En concreto, un trastorno neurológico, crónico y degenerativo que afecta al sistema nervioso central. Sus síntomas más conocidos son los que afectan a la movilidad, como pueden ser la rigidez muscular, la torpeza, la pérdida de equilibrio, la lentitud de movimientos y los conocidos temblores (tal vez la manifestación más reconocible). Sin embargo, éstos no son los únicos síntomas asociados al Parkinson. La depresión o el deterioro cognitivo ocasionan en igual o mayor medida diferentes grados de discapacidad y dependencia en el paciente afectado y repercuten de igual manera de forma negativa tanto en su calidad de vida como en la de sus familiares.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie