11 de abril, un día para unir fuerzas contra el Parkinson

Hoy se celebra el Día Mundial de esta enfermedad crónica y degenerativa

por hola.com

Cerca de 100.000 personas en España padecen Enfermedad de Parkinson, una dolencia que, por el momento, no tiene cura. Precisamente hoy, 11 de abril, se celebra el Día Mundial de esta enfermedad, por 10º año consecutivo y, en esta ocasión, con un objetivo muy concreto: incidir en la importancia de la comunicación médico-paciente para alcanzar un tratamiento óptimo de la enfermedad.

Con motivo de la celebración de este día, las asociaciones de enfermos se han puesto manos a la obra para hacer hincapié en la necesidad de la concienciación y el conocimiento de una enfermedad altamente incapacitante, que es, todavía, "una gran desconocida". "Se trata de una enfermedad crónica progresiva, invalidante y degenerativa que altera gravemente la capacidad de control de los movimientos de los pacientes y los lleva a ser incapaces de realizar actividades rutinarias de la vida diaria", apunta María José Catalán, neuróloga especializada en Trastornos del Movimiento del Hospital Clínico de Madrid.

Sus síntomas más conocidos son los que afectan a la movilidad, como pueden ser la rigidez muscular, la torpeza, la pérdida de equilibrio, la lentitud de movimientos y los conocidos temblores. Pero según la neuróloga María José Catalán, hay otros síntomas "más incapacitantes", como la depresión o los problemas cognitivos, que asoman desde fases tempranas de la enfermedad, y que también limitan la calidad de vida de los pacientes (problemas de sueño, disfunción sexual, salivación excesiva, alucinaciones, ansiedad...). "El aislamiento, la soledad, la depresión, el bajo estado anímico o el abandono de actividades cotidianas por la enfermedad en estos pacientes es frecuente, constituyendo las dificultades comunicativas una de las principales causas", añade la doctora Àngels Bayés.

"Muchos afectados se sienten rechazados, apartados y limitados, de modo que les pesan más las consecuencias psicológicas que las físicas, de ahí que este año queremos insistir y conseguir una mejora en la integración social de las personas con enfermedad de Parkinson. Para ello es esencial una buena educación sanitaria, rehabilitación física, terapia psicológica y realizar actividades de ocio que eviten el aislamiento", apunta Carles Guinovart, presidente de la Federación Española de Parkinson.

Por el momento, no existe un tratamiento que cure la enfermedad, pero sí algunos que mitigan sus síntomas y evitar el deterioro de la calidad de vida del paciente. Y es que el objetivo es retrasar el momento en el que los afectados se hacen dependientes. A todo esto hay que sumar que se siguen investigando nuevas técnicas y diferentes proyectos hacia un mejor abordaje de la enfermedad, tanto de sus causas como de su tratamiento. Aunque la cura definitiva está lejos, cualquier nuevo avance es bien recibido.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie