La epidemia de sida se dispara

Según datos del informe Onusida de este año, se han registrado cinco millones de nuevos casos

por hola.com

Cuando apenas faltan unos días para que se celebre en todo el mundo el Día del Sida, la ONU, a través de su Informe Onusida 2005 -que recoge los datos de incidencia de la enfermedad- nos acaba de dejar noticias, cuando menos, desalentadoras. Lejos de controlarse la epidemia, los casos de sida aumentan. Y las cifras no son pequeñas: a lo largo del último año se han producido cinco millones de nuevos casos en todo el mundo, lo que supone el mayor incremento desde que, hace ya más de 20 años (en 1981) se tuviera constancia del primer caso.

Así, la cifra total de personas que viven con el VIH en el mundo se estima en 40,3 millones, más de tres millones de personas han fallecido a lo largo de este año a causa de la enfermedad y, además, de ellos, 570.000 eran niños... Los datos son contundentes y muy pesimistas. Pero, ¿a qué se debe ese incremento tan evidente? Pueden barajarse diversos factores, entre los que no se puede olvidar el goteo incesante de casos en el África subsahariana que, una vez más, se cuelga la triste etiqueta de ser la región del mundo más afectada, pues allí vive el 64% de los infectados de todo el mundo (con más de 25,8 millones de afectados). Pero también el notable incremento de los casos de sida en Europa Oriental y Asia Central, debido en gran medida al incremento de las relaciones sexuales sin protección. El informe también señala que el número de mujeres infectadas se ha incrementado, hasta llegar a 17,5 millones.

Entre tantos datos de desesperanza, aún queda un rincón para el optimismo, pues según Peter Piot, director ejecutivo de Onusida, se han constatado avances en algunos países, como Kenia, Zimbabue y algunos países del Caribe, como Bahamas, Bermudas, Barbados, la República Dominicana o Haití, donde el número de casos se ha reducido, principalmente por las iniciativas de propagación de los programas de prevención. Pero los esfuerzos no son suficientes, y desde la ONU se alerta de la importancia de ampliar de forma urgente el alcance de estos programas de tratamiento del sida en los países más desfavorecidos, que siguen siendo, un año más, los más afectados por esta epidemia mundial, pues el acceso generalizado a los antirretrovirales sólo es una realidad en Norteamérica y Europa.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie