Heidi Klum, Liza Minnelli y Donatella Versace, juntas en la lucha contra el sida

El tradicional ‘Baile por la vida’, apadrinado por el cantante Elton John, reúne en Viena a diversas celebridades del mundo de la música, el cine y la moda

por hola.com

El edificio neogótico del ayuntamiento de Viena se convirtió este fin de semana en el escenario de una de las fiestas benéficas más importantes y con más tradición del mundo: el ya mítico Life Ball o, lo que es lo mismo, ‘Baile por la vida’. Una gala para la recaudación de fondos en la lucha contra el sida, que este año cumplía su décimo tercera edición y que, una vez más, logró reunir en la capital austriaca a numerosas celebridades el mundo de la música, el cine o las pasarelas.

Así por ejemplo, la gala, apadrinada por el famoso cantante británico Elton John, contó con la presencia de Donatella Versace, quien presentó un desfile con más de cien diseños (algunos de ellos realizados por su hermano Gianni, asesinado en Miami en 1997) mostrando así un adelanto de lo que se verá el próximo mes de septiembre en Milán. Asimismo, la diseñadora aprovechó la ocasión para mostrar el divertido descapotable, un Mini Cooper Cabrio, que la italiana ha decorado para esta firma de automóviles.

Tampoco quiso perderse esta fiesta la guapa modelo Heidi Klum, embaraza de su segundo hijo. Y es que la maniquí alemana ha sido escogida para aparecer en 80.000 sellos de correos de 75 céntimos de euro, de los que 10 irán directamente destinados a la organización ‘Aids Life’ (entidad comprometida en la lucha contra el sida).

Por su parte, otra protagonista indiscutible de la noche fue la cantante y actriz Liza Minnelli que, muy recuperada de sus problemas de salud, deleitó al público con su archiconocido tema ‘Cabaret’, del musical que le valió el Oscar a la mejor actriz en 1972.

Tras la presentación de la gala, la fiesta continuó con multitud de conciertos y actuaciones en las gigantescas salas del ayuntamiento vienés, donde miles de personas bailaron y se divirtieron, eso sí, previo pago de los 100 euros que costaba la entrada. Sin duda, la causa bien lo valía.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie