El drama del sida sigue avanzando

Actualmente, la epidemia afecta a cerca de 38 millones de personas y crece sin freno en Asia

por hola.com

Los datos son concluyentes: el sida afecta ya a 37,8 millones de personas en todo el mundo. Y avanza sin freno: las gráficas siguen en una ascensión creciente desde 1990, sin ningún tipo de apunte a la baja a lo largo de estos casi 15 años. Así lo remarcan los datos del informe anual de Onusida -la agencia de las Naciones Unidas para esta enfermedad-, que se hizo público ayer. Así, se han conocido cifras que han vuelto a hacer saltar las voces de alarma, como pueden ser que, según las previsiones, casi tres millones de enfermos morirán antes del 2006 si no reciben fármacos. En 2003, el número de infectados fue de 4,8 millones de personas, mientras que tres millones fallecieron a causa del sida.

Los datos son especialmente preocupantes en países asiáticos como China o la India (este último se ha convertido en el segundo país con más afectados de sida, con 4,6 millones de enfermos), donde el virus crece de forma alarmante y preocupa además que son regiones que suman un 40% de la población mundial, por lo que la situación puede convertirse en dramática si no se pone freno. Sin embargo, sigue siendo África el continente más perjudicado, pues en el gigante del Sur viven el 70% de las personas seropositivas de todo el mundo. Así, Suráfrica es el país con un mayor número de afectados (5,3 millones) y Suazilandia sigue siendo el estado con una proporción más alta de sida, con un 39% de la población portadora de VIH.

El informe también hace hincapié en el colectivo que es más susceptible a los efectos de sida: las mujeres. Cerca de la mitad de las personas infectadas de 15 a 49 años lo son. En África, esta proporción se eleva al 57%, pues por cada 10 hombres con VIH hay 13 mujeres, en muchas ocasiones infectadas por sus propios maridos, debido a la escasez de medios de protección.

Preocupa también la situación en los países del Asia Central y de Europa Oriental, donde se ha incrementado también la proporción de mujeres infectadas, por ejemplo en Rusia, y se hace referencia también a la juventud de los afectados, un 80% menores de 30 años.

En los países desarrollados, la situación es algo mejor debido, sobre todo, a la existencia de medicación para tratar a los infectados, pero desde la ONU se advierte de que "no hay motivo para un exceso de confianza", pues en cuanto que se baja la guardia, el número de infectados se incrementa. En nuestro país se ha producido una estabilización de los casos.

Estos datos se han hecho públicos apenas unos días antes del comienzo de la 15ª Conferencia Internacional contra el Sida, que se iniciará el próximo 11 de julio en Bangkok (Tailandia) y que recoge el testigo de la celebrada en Barcelona hace dos años. Las cifras de esta última gran cita no dejan demasiado hueco para la esperanza, pues en dos años se han registrado nueve millones más de infectados y han fallecido seis millones de personas. El lema en esta ocasión será Acceso para todos (a los medicamentos), y es que es éste un punto básico, pues los fármacos antivirales sólo llegan al 7% de la población que los necesita (unas 400.000 personas de los seis millones de afectados).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie