Accidentes infantiles: cómo reaccionar ante situaciones de emergencia

Los traumatismos, las quemaduras y la ingestión de sustancias tóxicas son los problemas más frecuentes

por hola.com
  • Quemaduras
    -¿Qué son?: se trata de lesiones de variable profundidad debidas al efecto de la agresión térmica sobre la piel. Se suelen clasificar según su profundidad y extensión en quemaduras de primer, segundo y tercer grado.
    -Síntomas: son dolor, eritema, inflamación y aparición de ampollas.
    -¿Qué debemos hacer?: enfriar la piel con agua fría o con compresas húmedas. No hay que reventar las ampollas ni desprender trozos de piel. Además, no conviene aplicar lociones, ni sprays, ni remedios caseros. Por último, hay que cubrir las lesiones con un vendaje estéril y buscar asistencia médica.
  • Fracturas
    -¿Qué son?: entendemos por fractura la rotura de un hueso, la mayoría de las veces debido a un accidente o a una caída. Se clasifican en cerradas y abiertas. Si los extremos de la lesión se han separado, hablamos de fracturas con desplazamiento.
    -Síntomas: los principales son dolor en la zona, impotencia funcional, inflamación y tumefacción, deformidad, sensación de crujido al tacto.
    -¿Qué debemos hacer?: no mover la zona traumatizada. Si existe herida externa, limpiar y desinfectar. Utilizar una tablilla y un vendaje para inmovilizar el miembro traumatizado. Aplicar hielo local y elevar el miembro traumatizado. No dar comida ni bebida, sólo agua. Buscar asistencia médica o acudir a un centro de urgencias.
  • Intoxicaciones
    Las sustancias tóxicas más frecuentes son: los medicamentos, los detergentes, los insecticidas y los cosméticos. La mayor parte de las intoxicaciones es accidental.
    -Síntomas: recipiente vacío o medio vacío cercano al niño; alteración de la conciencia; mareo o excitación; alteración del pulso cardiaco y del ritmo respiratorio; sudoración excesiva; olor raro del aliento; mareo, vómitos, dolor abdominal y, a veces, convulsiones.
    -¿Qué debemos hacer?: llamar al centro de toxicología y solicitar pautas de conducta. Apuntar la hora de ingestión del tóxico. Dar agua abundante. No inducir al vómito. Acudir a urgencias. Si se precisa atención hospitalaria, hay que llevar el envase del tóxico, la medicación administrada y los vómitos si se hubieran producido.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie