¿Qué es la enfermedad de Crohn?

Detrás de este nombre se encuentra una dolorosa inflamación del estómago

por hola.com

Por ello, todos los esfuerzos están centrados en intentar corregir las deficiencias nutricionales, controlar las continuas inflamaciones y aliviar los dolores y la diarrea que provoca esta enfermedad crónica.

La base del tratamiento de la enfermedad de Crohn la conforma la terapia medicamentosa, que se basa en el uso de los siguientes medicamentos: sufasalacina y aminosalicilatos, corticoides, antibióticos, inmunosupresores, parches de nicotina y en ocasiones, cirugía, produciéndose normalmente la extirpación de una parte del intestino afectado. A este punto se llega cuando el tratamiento con fármacos no es eficaz o cuando existe una complicación severa, pero no es una cura definitiva, porque, en la mayor parte de los casos, la enfermedad vuelve a aparecer con el paso del tiempo.

Como no podía ser de otra manera, al tratarse de una enfermedad que afecta al estómago, la dieta se convierte en un factor clave y conviene que sea determinada por un nutricionista, adecuándola de manera específica a cada caso. En general, debe seguirse una dieta simple y natural a partir de verduras poco hechas, pescado, cereales sin gluten (arroz, mijo, maíz), lentejas y judías, y también semillas molidas, para obtener las grasas esenciales que necesita. El enfermo debe tratar de evitar cualquier alérgeno sospechoso, incluido el trigo, los productos lácteos, el café, el alcohol y las especias.

Es fundamental que la enfermedad sea supervisada con una alta frecuencia por especialistas del aparato digestivo, que son los que instaurarán un tratamiento específico e impondrán la dieta adecuada y necesaria según las características de la enfermedad. Las múltiples revisiones servirán para controlar la evolución del cuadro, ya que se trata de una enfermedad crónica.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie