Nueva York estrena su restrictiva ley contra el tabaco

Desde ayer, está prohibido fumar en restaurantes y bares

por hola.com

Los neoyorquinos tienen cada vez más difícil encender un cigarrillo. Y más desde hoy, día en el que ha entrado en vigor su nueva ley contra el tabaco, aún más restrictiva que la anterior y que pretende reducir los índices de tabaquismo de la metrópoli americana. Así, según el texto legal, no se puede fumar en ningún restaurante, bar, sala de bolos, bingo, cárcel, lugar de trabajo o servicio público. Los únicos lugares en los que se permitirá el consumo de tabaco será en casa, en el coche, en terrazas sin techo o en clubes de veteranos.

Esta norma no hace sino aumentar la presión sobre los fumadores en una ciudad que tiene desde hace años su particular batalla contra el humo, aunque por ahora, los bares y restaurantes se habían librado. Y, cuidado con incumplir la norma, pues las sanciones son enormes. De hecho, los locales que consientan que se fume un pitillo en su interior, se arriesgan a perder su licencia y a enormes multas, por lo que si un fumador se niega a acatar la nueva norma, será la policía la que tenga que solucionarlo. ¿El objetivo? Acabar con un problema de salud que afecta a un buen número de ciudadanos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie