DIY

Crea una original corona navideña para la puerta de casa

Casa La Iaia nos enseña a crear una original y personal corona con la que dar la bienvenida a los invitados esta Navidad. ¡Ponte manos a la obra!

por hola.com

El momento de adornar la casa de Navidad es de los más bonitos del año. Sobre todo si forma parte de una tradición familiar a la que quizás se invite a amigos u otros familiares. Muchas familias aprovechan su tiempo libre para dedicarle un ratito a tener todos los detalles navideños a punto, de manera que, a estas alturas, posiblemente sean pocas las casas que aún no están decoradas de cara a la Navidad. Aunque a muchas de ellas aún se les puede añadir un detallito. Uno muy personal, por ejemplo, esta coraona de Navidad que te proponemos y que se puede realizar entre todos los miembros de la familia durante estas vacaciones.

VER GALERÍA
Esta corona de Navidad,  puedes hacerla en compañía de los más pequeños de la casa.Además es un adorno realmente versátil. Lo mismo te vale para ponerlo en la puerta de acceso a tu vivienda, como colgando de la chimenea o en la mesa del comedor, a modo de centro. Por ejemplo, con una vela en su interior —si es aromática, mejor que mejor—. Para mostrarte cómo realizarla, hemos recurrido Casa La Iaia, en concreto, a  Bernardette Cuxart, especialista en este tipo de talleres.

VER GALERÍA

¿Qué material vamos a necesitar?

  • Máquina para hacer pasta (laminadora)

  • Horno
  • Dos pastillas de arcilla polimérica. Nosotras hemos utilizado el color blanco, pero hay muchos colores que puedes elegir según tu estilo.
  • Cortadores de galletas con formas navideñas: corazón, estrella, reno…
  • Alambre grueso
  • Alambre de aluminio delgado (hilo mágico)
  • Pintura en spray. Hemos utilizado el color blanco
  • Cuchilla o cúter
  • Un punzón
  • Un rodillo
  • Placas de texturas, cintas de encaje… En casa tenemos muchos materiales que nos pueden servir para hacer nuestras propias placas de texturas
  • Pintura acrílica de color plata
  • Tinta negra, tipo Color Box, Distress, etc..
  • Esponja desmaquilladora Sellos de letras
  • Aguja

VER GALERÍA
Para empezar, le damos forma de círculo al alambre grueso; hemos de darle dos vueltas. También puedes darle forma de corazón, árbol de Navidad… Una vez tenemos la forma deseada pintaremos el alambre de color blanco con el spray, por las dos caras. Mientras esperamos a que se seque, podemos trabajar las piezas que van a decorar la corona.

 

VER GALERÍA

Con ese fin, cortamos la pastilla de arcilla polimérica, en trozos de unos 5 mm y los uniremos entre sí con la ayuda de los dedos. Los juntaremos un poco superpuestos y los introduciremos en la laminadora, en la posición mas gruesa de la misma.

Obtendremos una placa que vamos a doblar y volver a introducir en la maquina varias veces hasta que tengamos una superficie blanda, lisa, y libre de imperfecciones. Ya tenemos la arcilla acondicionada. Ahora podemos cortar y decorar cada forma con diferentes técnicas…

VER GALERÍA

Para realizar la primera textura podemos utilizar un trozo de encaje que tengamos en casa y con la ayuda de un rodillo marcarlo en la superficie de la arcilla. Una vez marcada la textura cortamos con la forma que más nos guste. Aplicamos pintura plata con una esponja sobre la superficie. Así nos quedará bicolor.  Hacemos un agujero por las dos caras para poder ensartar en el alambre.

VER GALERÍA
Cortamos otra forma, esta vez un corazón. Ahora la decoramos mojando un alfiler en la tinta y hundiéndolo un poco para ir marcando topos. Hacemos dos agujeros  “tipo botón” y listo. Siguiente: esta vez cortamos en forma de reno y lo decoramos con los sellos de letras y la tinta negra. No olvidamos hacer los agujeros para poder colgarla. Volvemos a aplicar una placa de textura sobre la superficie de la arcilla presionando con el rodillo. Cortamos en forma de estrella. Pintamos la superficie con la tinta negra y hacemos los agujeros.

 

VER GALERÍA
Una vez tenemos todas las piezas que queremos colocar en nuestra corona —hay montones de posibilidades— las vamos a hornear. Tras precalentar el horno, las introduciremos a unos 110º-120º unos 20-25 minutos, sobre un papel para horno, en la bandeja. Hay que tener cuidado que no cojan un color amarillento. Deja enfriar las piezas. Ya tenemos las figuras a punto de ensartar con el alambre delgado (hilo mágico). Vamos dándole forma a través de los dos círculos de alambre grueso y vamos colocando todas las piezas.

Más información:
www.casalaiaia.com
www.thehobbymaker.com

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie