¿Ya tienes tu casa preparada para disfrutar del verano?

Te damos algunos trucos, con ayuda de la interiorista Isabel Acero, para acondicionar tu casa de cara al verano

Apenas quedan unas horas para la llegada del mes de julio. Y el calor amenaza con instalarse en nuestras vidas durante unas cuantas semanas. Semanas de pereza, sudores, madrugones —para los que disfrutan de horario intensivo— y sobre todo, ilusionada espera…. Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y sólo queda hacer el último esfuerzo.
Pero ese esfuerzo será mucho más llevadero si acondicionamos la casa para estas nuevas condiciones ambientales. Pero recuerda que no te decimos que cambies la decoración de la casa en cada estación, sino que introduzcas algunos detalles decorativos. Eso sí, hablamos de la vivienda habitual. Si tienes una de veraneo, sí puedes apostar por cambios más duraderos.



Como la pintura de la casa. Para que nos lo cuenten con ‘conocimiento de causa’ hemos pedido ayuda a la interiorista Isabel Acero: “El blanco ha vuelto a tomar protagonismo y es un color muy apropiado para esta época. Podemos añadir un toque de color en una de las paredes con tonos como albaricoque, rosa palo o los colores del verano que son orquídea radiante y turquesa. Para los más atrevidos el rojo o tonos ácidos”.
Para las paredes, Acero también apunta a los vinilos. Los hay muy veraniegos, desde luego: árboles, flores, casitas de pájaros, incluso olas que nos trasportan al mar en uno solo instante… La tercera opción para poner de verano nuestras paredes son los papeles pintados, con sus multitudes de estampados y colores.


Pasamos a los textiles, “nuestro siguiente aliado”, según la interiorista. “Los tonos blancos en la ropa de cama con boutis y cuadrantes con estampados florales o con colores alegres, siempre en boga cuando llega esta época. Lo mismo para los cojines, fundas de mesa o cortinas que en esta época piden tejidos naturales y frescos como el lino o el algodón”.
En este punto, Acero insiste: “Las cortinas tienen un gran impacto visual, pueden ser de tonos claros o si ya tenemos así la pared y queremos añadir un toque de color podemos hacerlo en las cortinas sin necesidad de pintar o empapelar”. Una idea perfecta para no dejarnos el sueldo en el cambio de estación decorativa.

Para completar nuestra decoración de verano nos faltaría introducir algunos elementos que nos ayuden a reforzar la luminosidad y el optimismo de ésta época. “El cristal y algunos toques cobrizos nos ayudarán a introducir un toque de sofisticación. El cobre se presenta como el metal de estas próximas temporadas”, comenta Acero.

Y volvemos a pensar en la casa de veraneo. Porque “las maderas también tienden a los tonos naturales, claros, tanto en los muebles como en los suelos. Dan más luminosidad y refrescan el ambiente más que los tonos oscuros”.
Ya tenemos todo preparado para pasa el mejor de los verano: refrescante, sin insomnio, divertido y decorado con mucho gusto.

Más información:
www.isabelacero.com
www.bruguer.es
www.teixidors.com
cucsdiario.blogspot.com.es
www.elcorteingles.es

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie