Entramos en el apartamento del director creativo de Christian Lacroix

Sacha Walckholff, director creativo de Christian Lacroix, nos abre las puertas de su casa, un ecléctico apartamento en el centro de París en el que conviven con fluidez antigüedades y arte contemporáneo

por hola.com

Acceder a la vivienda de uno de los grandes creadores del mundo de la moda no es algo que suceda todos los días. Ni mucho menos. Pero hoy es un día especial. Tanto que se nos han abierto las puertas del apartamento parisino de Sacha Walckhoff, director creativo de Christian Lacroix.
Y, como suele pasar en la mayor parte de las casas de grandes creadores, este espacioso piso situado a un tiro de piedra del edificio de la Ópera Garnier, es un claro reflejo de la personalidad, los gustos e intereses de su propietario: la literatura, el arte y sus creaciones.

VER GALERÍA

El eclecticismo es la nota dominante de este espacioso apartamento. Pulsa sobre la imagen para acceder a la galería.

En este cálido y sorprendente refugio se apilan los libros. Los objetos curiosos de toda procedencia, estilo y texturas se relacionan con absoluta fluidez. Este espacio es un perfecto ejemplo de ese estilo tan Delacroix, el “Mix and Match”. Y no nos engañemos, hay que ser un auténtico maestro para ponerlo en práctica con naturalidad. Walckholff la tiene.
Ese eclecticismo que se respira por todas las estancias y en cada una de sus paredes tiene que ver con las antigüedades compradas en sus numerosos viajes alrededor del mundo. Y que conviven con numerosas obras de arte contemporáneo, otra de las pasiones del creador.

VER GALERÍA

El eclecticismo es la nota dominante de este espacioso apartamento.

Walckhoff también es coleccionista de cerámica y porcelana, por las que “siempre he sentido verdadera pasión. Quizás gracias a la influencia de mi abuela que era de Limousin”. Pero también le fascinan los muebles de los años 50. Entre los tesoros de su apartamento se encuentran piezas de Picasso, Cocteau, Charlotte Perriand, Hella Jorgerius, Marcel Wanders…
A pesar de tan espectaculares nombres, el creador de Lacroix asegura que su casa no es “una sala de exposiciones o un showroom para el lucimiento de marcas o nombres , sino que es un reflejo exacto de mi yo interior”, nos comenta el propio Walckhoff.

VER GALERÍA

La cama está cubierta con un tejido de Delacroix Maison.

La colecciones del propio Sacha para la maison francesa también tienen su hueco en este espacioso apartamento. Por ejemplo, papeles pintados de la colección primavera/verano de Christian Lacroix, editada por Designers Guild y que él mismo nos explica: “expresa el corazón de Andalucía, una tierra de intercambio, cultura y fusión. La línea para el cuarto de baño se denomina 'Alcázar' y está impresa a base de pequeños dibujos geométricos. Otro de los modelos, 'Macarena', un brocado inspirado en el estuco y la liturgia, recrea un palacio sevillano”.

VER GALERÍA

La zona de trabajo de Sacha Walckhoff derrocha personalidad.

Además de con los tejidos de la colección, la casa cuenta con cerámicas —cómo no— de la maison, editada por Vista Alegre. “Visité su fábrica, situada cerca de Oporto y construida a comienzos del siglo XIX. Y pensé que sería la pareja perfecta para nuestro proyecto” y claro, también para su propio hogar, el lugar donde le da vueltas a la cabeza en busca de inspiración para sus creaciones.

Más información:

www.christian-lacroix.fr

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie