Vajillas infantiles: bonitas, divertidas y prácticas

Convierte el rato de la comida de tus hijos en un momento de placer y diversión, dándoles de comer en vajillas especialmente pensadas para ellos

por hola.com

Lo sabemos de sobra. Los niños no vienen al mundo con un libro de instrucciones debajo del brazo. A veces se hace realmente complicado conseguir que duerman, que coman y que se comporten como a los padres nos gustaría. Y reconozcámoslo, los métodos infalibles, no siempre lo son.
Pero sí hay pequeños trucos que suelen funcionar (no están garantizados, ni mucho menos). Para coger el hábito de dormir, por ejemplo, han de establecerse horarios. Lo mismo que para otro de los —a menudo— suplicios de los padres: la comida. Cuando son pequeños, hay que procurar que coman y cenen a la misma hora todos los días.

VER GALERÍA

Con esta vajilla el momento de la comida será más divertido. (PULSA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA)

Pero este no es el único truco. Otro muy sencillo es ponerles platos amplios, para que les parezca que sus raciones son menores de lo que son. Y, por supuesto, que la comida no sea un castigo. Que se pueda transformar en un rato agradable. Esto es más sencillo si se emplean para ello vajillas especialmente pensadas para los peques.
Esto es, con estampados en los que aparezcan muñecos, animales, plantas o frutas que les hagan sentir bien, tranquilos, felices. Porque hay que conseguir el ambiente propicio para disfrutar de la comida. Eso pensamos nosotros. Pero también los de Blaubloom.
Cuentan con una vajilla infantil realizada en melanina, para hacerla resistente a los golpes de pequeñas manos. Simpáticas setas y conejitos habitan este completo set que incluye un plato de 25 centímetros de diámetro, un bol, una cuchara, un vaso para beber y un práctico recipiente para colocar un huevo duro.

VER GALERÍA

Caballeros, princesitas y un inocente dragón son los divertidos motivos de la vajilla de WMF.

A pesar de que son muy prácticos, muchos papás prefieren que sus peques coman en porcelana y no en melanina. Pues bien, para ellos también hay diversas opciones. Los de WMF han apostado por convertir a los niños y las niñas en pequeños reyes y reinas.
Y lo han hecho con esta completa colección de vajilla infantil protagonizada por pequeños caballeros, princesitas y un inocente dragón. El juego se compone de cuatro piezas de cubertería realizadas en un material en el que trabaja la firma alemana, Cromargan 18/10. Además, plato, taza y cuenco de cereales. Todo ello de porcelana.

VER GALERÍA

Las vajillas infantiles de Villeroy & Boch tienen dos años de garantía.

Kiddy Bears es el nombre de la nueva colección de vajilla para niños de Villeroy & Boch. La pueblan simpáticos osos de peluche, frutas y lunares. Todos los artículos se han creado en función de la ergonomía y las necesidades especiales de los niños y de sus edades.
Claro que estas preciosas piezas de porcelana se rompen con facilidad. Villeroy & Boch es consciente de ello. Y de que a los niños les gusta jugar con la comida, con los peligros que eso conlleva. Por eso, ofrece a partir de ahora una garantía de rotura de dos años para su porcelana infantil. Una solución perfecta.

Más información:
www.blaubloom.com
www.wmf.es  
www.villeroy-boch.com/es/es/home.html

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie