Combate el frío instalando burletes en tus puertas y ventanas

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, el frío se ha apoderado de nosotros y nuestras casas

por hola.com

Justamente es en esta época cuando más se nota la entrada de aire gélido por los marcos y las ranuras de debajo de las puertas. Debes prestar especial atención a las puertas que llevan al exterior, a través de las cuales puede colarse aire frío y húmedo en tu vivienda.

Menos frío, menos calefacción
Además, tapando esas grietas o ranuras de las puertas ahorrarás dinero en electricidad, ya que el gasto en calefacción se puede reducir en un 15 %. Instalar zócalos o burletes en esa parte inferior de las puertas es la solución para arreglar este problema.

Los burletes son elementos que proporcionan aislamiento térmico y acústico en los hogares. Pueden ser de distintos tipos y materiales y su colocación es muy sencilla. A continuación, con esta serie de pasos, te mostramos cómo colocar este artilugio en tu casa, con lo que ganarás en bienestar los meses de frío:

1. Los burletes suelen estar preparados en las medidas estándar de las puertas. De no ser así, debes cortarlo a la medida que necesites usando una caja de ingletes y una sierra de mano para metal.

2. Marcamos en la puerta los puntos de fijación con la ayuda de la plantilla que encontrarás en el propio envase del burlete.

3. Después, hay que perforar los orificios con el taladro y ajustar con firmeza el burlete a la posición deseada.

4. El siguiente paso consiste en colocar el patín en el marco de la puerta. Una vez ajustado, fijamos el clavo al marco para evitar cualquier tipo de desplazamiento.

5. Para finalizar, sólo tendremos que comprobar que el mecanismo instalado funciona correctamente.

Además de la parte inferior de la puerta, también debes fijarte en los marcos ya que, si son muy viejos o están carcomidos, lo más probable es que el cierre no sea demasiado bueno y por tanto se cuelen corrientes de aire.

Vigilar puertas y ventanas
Algo similar puede ocurrir con las ventanas. Los marcos de las mismas son otro punto de fuga de calor de la casa. También sería necesario instalar un burlete. Debido a la gran variedad que podemos encontrar en el mercado, los más adecuados para marcos de puertas y ventanas son los denominados autoadhesivos, ya que sólo tendremos que cortarlos a nuestra medida y pegarlos en la zona desprotegida.

Es una forma sencilla y barata para combatir el frío que aprieta en esta época. Asimismo, nos permite ahorrar dinero, al disminuir la temperatura de la calefacción necesaria para calentar nuestra vivienda.

Y tú, ¿qué trucos utilizas para que no entre el frío en tu casa? Entra en nuestro foro y opina.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie