Combate el frío instalando un radiador eléctrico

Estos aparatos eléctricos pueden ser utilizados para calentar una casa en su conjunto o como complemento a otras fuentes de calor

por hola.com

El invierno ha llegado a nuestro país. Las bajas temperaturas y las nevadas han dado a nuestros pueblos y calles un aspecto navideño que ya empezábamos a anhelar. Para combatir el frío y las inclemencias temporales en nuestro hogar, os proponemos una solución fácil y rápida: un radiador eléctrico.

Fácil de colocar y sin ningún mantenimiento
Aunque pueden llegar a resecar el ambiente, son muy prácticos ya que son muy fáciles de colocar y no necesitan ningún mantenimiento específico. En la actualidad, la tecnología permite programar un radiador para encenderlo o apagarlo a determinadas horas y ajustar su temperatura con una gran precisión. Se calcula que un radiador de 1000W es capaz de calentar una habitación de 20 m2.

Al instalar un radiador eléctrico debemos tomar una serie de precauciones. Su principal inconveniente es su gran consumo, ya que los más habituales rondan entre los 1.000W y los 3.000W. Por tanto, lo primero que debemos hacer es comprobar si la instalación eléctrica de nuestra casa soporta ese consumo, ya que si no, podemos correr el riesgo de apagones y cortocircuitos.

Observar la instalación eléctrica
El radiador debe situarse a unos 15 cm del suelo y de los muebles colindantes y no debe estar cubierto ni por cortinas ni por papel pintado.

Su colocación e instalación es sencilla y, aunque el fabricante incluye instrucciones que facilitan el proceso, te las explicamos a continuación en el siguiente paso a paso:

1. Lo primero que debemos hacer es marcar los puntos de referencia de la parte inferior de la fijación del radiador.

2. A continuación, señalamos los puntos de referencia de la parte superior. Tenemos que hacer coincidir los anclajes inferiores con los puntos superiores de fijación.

3. Perforamos los puntos de referencia y ajustamos las clavijas de forma sólida con un martillo.

4. Atornillamos las fijaciones colocando los tornillos y apretándolos de forma intensa para que queden bien situados.

5. Después tenemos que conectar los hilos eléctricos según su color en la caja de conexiones con mucho cuidado.

6. Para finalizar sólo tenemos que colocar el radiador eléctrico sobre el clavo de agarre y ajustar el tornillo de fijación.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie