Butacas, lo más personal de tu salón

Las butacas y las sillas de tu salón pueden ser el elemento que diferencie la decoración del salón en relación al resto de estancias de la casa

por hola.com

Los diseños son cada vez más espectaculares, pero no siempre debes dejarte deslumbrar por la belleza; has de tener en cuenta que es un lugar en el que tendrás que descansar, por tanto debes buscar que sean ergonómicas, de gran comodidad y por supuesto que estén en perfecta armonía con la decoración del resto de tu salón.  Es probable que recuerdes las visitas a casa de tus abuelos; allí siempre había una butaca que era la preferida del cabeza de familia, nadie se sentaba en ese lugar porque era exclusivo de una sola persona.

 

 Estilizadas a pesar de su gran tamaño. Foto: Bo Concept
(Pulsa en la foto para acceder a la galería de imágenes)

 

Colores, tamaños y diseños muy diferentes

En realidad, este toque preferente tampoco ha cambiado mucho y es que las butacas siguen manteniendo esa característica que las hace tan especiales en una casa.  Si quieres buscar ‘tu sitio’ especial en la casa, recuerda que existen un abanico enorme de posibilidades para elegir, aunque lo más probable es que las que encuentres se acerquen más al estilo vanguardista que al clásico, lo que no quiere decir que puedas toparte con auténticas maravillas de estilo algo más sobrio.

Si bien es cierto que las butacas y las sillas han conseguido llegar a una especie de fusión, en la que no podemos incluir este mobiliario en una u otra categoría, lo que está claro es que se han convertido en un elemento decorativo indispensable, que aporta una enorme personalidad a la casa.



De gran tamaño

Generalmente son de gran tamaño, por lo que has de tener claro el espacio con el que cuentas antes de lanzarte a la compra de alguna de ellas.

Colocar un elemento de este tipo si la estancia es muy pequeña podría romper por completo el equilibrio del resto de la decoración. Es muy importante tener en cuenta este tipo de detalles, no todo el mundo tiene la suerte de contar con espacios como los que aparecen en las revistas de decoración.

No es necesario que se compren por parejas, la tendencia llega incluso a la transgresión: colocando dos butacas que nada tienen que ver para darle diversión y chispa al salón. Mezclar el cuero con otro tipo de tejidos o colocar butacas de diferentes colores puede ser una de las mejores opciones para darle un toque vanguardista y personal.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie