Cómo convertir tus paredes en auténticas piezas de artesanía

Con la técnica del estarcido podrás crear diversos dibujos o motivos en tus paredes, dándoles un toque muy personal y creativo

por hola.com

Hasta hace poco, las plantillas para confeccionar adornos con motivos repetidos para paredes y muebles se hacían con delgadas láminas de metal. En la actualidad, se utiliza cartón para estarcido o una lámina delgada de acetato.

Para copiar el dibujo, necesitarás papel de calcar, un lápiz de dureza media y otro blando. Con el cúter podrás recortar el cartón. Asimismo, deberás usar una alfombrilla para este fin. La regla metálica también te será imprescindible durante el proceso, y un pequeño nivel de burbuja te ayudará a alinear el estarcido sobre la superficie. Finalmente, pega el estarcido a la superficie con cinta de pintor y aplica la pintura con una brocha.


         El uso de un nivel resulta básico. Foto: Planeta. (Pulsa en la foto para ver la galería de imágenes)

Fuentes de inspiración
Existen innumerables fuentes de inspiración para realizar estarcidos muy decorativos que dotarán a tus paredes de un toque personal y muy atractivo.
La belleza geométrica de algunos tejidos étnicos y artesanales procedentes de lugares como Indonesia, Sudamérica, África o India ofrece un gran surtido del que extraer motivos.
En este sentido, con una fotocopiadora modificaremos el tamaño hasta encontrar el que más se ajuste a nuestras necesidades.

El estarcido, paso a paso
El proceso es más sencillo de lo que en un primer momento pudiera parecer:

1- Calcar el dibujo: Dibuja o copia un motivo sobre una hoja de papel vegetal con un lápiz. Los estarcidos son más atractivos si forman frisos o cenefas, por lo que se recomienda que el motivo que se repita encaje entre sí. Pon unas marcas sobre el cartón en caso de guía y, en caso de que apliques diversos colores, confecciona un estarcido diferente para cada uno.

2- Calcar: Dale la vuelta al papel de calcar y pégalo al cartón con cinta adhesiva. Con un lápiz, traza el contorno del dibujo y quita el papel de calcar.

3- Hacer la plantilla: Traza un sistema de puentes para asegurar las posibles islas del dibujo. Perfora el cartón con un cúter y ve girando y tirando del dibujo hacia la cuchilla del cúter.

4- Colocar el estarcido: Marca la posición de la primera pieza de la cenefa con un lápiz. Cada vez que apliques el estarcido, debes encontrar la posición horizontal o vertical, según cada caso, sirviéndote de un nivel. Asimismo, pega el cartón a la pared con cinta de pintor.

5- Pintar el motivo: La brocha de estarcido resulta ideal para esta técnica, aunque también puede usarse una paletina dura. Asimismo, la pintura plástica es la más indicada para estarcidos de pared. Carga la brocha ligeramente y elimina el exceso de pintura con papel antes de puntear sobre el estarcido.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie