Crea tu propio 'Decowall'

Te contamos todos los pasos para que tú misma decores las paredes de tu casa con los motivos que más te gusten

por hola.com

Te hemos hablado en más de una ocasión de lo muchísimo que se llevan los dibujos sobre las paredes lisas. Una interesante apuesta para la cual ya sabes que tienes varias opciones con las que crear formas y motivos para conseguir ese toque divertido y especial: el vinilo o las plantillas para pintar sobre ellas.

Hoy hemos decidido darte las indicaciones necesarias para que seas tú misma la que te encargues de dibujar sobre las paredes de tu salón o de tu habitación aquellos motivos que más te gusten.

Foto: Bruger

Hazlo tú misma
Resulta muy sencillo ya que marcas como Bruguer tienen unas plantillas especialmente preparadas para que el resultado sea completamente profesional ¿Quieres intentarlo? Pues vamos allá.

En primer lugar, debes elegir la pared de la estancia más amplia para que se pueda ver bien el dibujo sin que dé sensación de angustia. Olvídate de colocar cuadros o estanterías en esa misma pared y sobre todo asegúrate de que la pared está completamente lisa para que el dibujo no quede raro.

En esta ocasión, hemos elegido las plantillas Decowalls XL de Bruger, enormes dibujos para todos los gustos que quedarán maravillosos sobre las paredes de tu estancia. Piensa bien los colores que quieres utilizar y que estén acorde con el color de la pared y de los muebles. No los busques de la misma gama, puedes arriesgarte con colores más vivos que aporten luminosidad, pero siempre manteniendo una línea estética coherente con el resto de la decoración ya existente.

Foto: Bruger

Elige bien el motivo y los colores
En primer lugar sacarás las láminas del estuche y retirarás las zonas que están precortadas para dejar a la vista el diseño que hayas elegido. Después, sólo tendrás que despegarlas y situarlas sobre la pared para ir formando el dibujo, tranquila porque todas ellas están numeradas, de esa forma no te equivocarás a la hora de colocarlas. Si no la has pegado bien, no te preocupes, podrás despegarla y volver a pegarla para que la colocación sea correcta. Después, con un pincel pinta la zona troquelada del color elegido, también puedes usar un rodillo pequeño de espuma, como te resulte más sencillo y déjalo secar.

Pasada aproximadamente una media hora podrás retirar las láminas y verás como el dibujo ha quedado perfecto, y tu salón o tu habitación parecen estancias nuevas sin tener que invertir ni un solo euro en mobiliario.

Todo un avance en la decoración que además resulta divertido y original. Anímate, verás que bonito queda.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie