La belleza está en el interior… de tu vestidor

Te contamos cómo cuidar su estética y su funcionalidad a la hora de montarlo en tu propia casa

por hola.com

Seguro que en más de una ocasión has soñado con montarte un vestidor como los que salen en las películas. Sobre todo, porque esto significaría que tienes muchísima ropa con la que llenarlo sin dejar ni un solo hueco. Pero para tener un vestidor de este tipo es necesario considerar varios detalles, ya que el espacio no es el único aspecto que resulta clave para que quede perfecto.

                                                    Foto: Kibuk

La iluminación es la base
Uno de los elementos básicos dentro de un vestidor de enjundia consiste en una buena iluminación, de ese modo podrás verlo todo de una sola pasada y sin zonas con sombra, para conseguir así una mayor percepción del espacio y de donde están todas y cada una de las cosas.

En el caso de que el vestidor sea de tipo armario, puedes colocar focos y lámparas que iluminen las prendas en su totalidad. Si tienes la suerte de contar dentro del mismo con un sistema integrado, la opción perfecta es la de los halógenos en la parte superior, generalmente en el techo, lo que conseguirá que la iluminación también sea completa. Para aprovechar al máximo los espacios, puedes colocar pantaloneros en las esquinas y dejar el resto de espacio libre para colocar las demás prendas.

                                                      Foto: Kibuk

Vestidores en cualquier espacio
Una de las ventajas más importantes de contar con un vestidor es que podrás tener toda la ropa de las diferentes temporadas, organizada y, además, ordenada minuciosamente, ya que los vestidores cuentan con un montón de apartados y soportes en los que colocar los diversos tipos de prendas, zapatos y complementos.

Existen dos tipos de vestidores: los que están cubiertos por puertas correderas, que ahorran espacio, y los que se encuentran abiertos y se puede ver su interior desde cualquier parte de la habitación. La tendencia es la segunda, así podrás presumir de modelitos cuando enseñes la casa a las visitas.

Si tu casa dispone de espacio, es preferible que no lo integres dentro del mismo dormitorio, una habitación dedicada en exclusiva para el vestidor hará que ahorres mucho espacio en el resto de la casa. No olvides nunca que el vestidor es un lugar con una personalidad independiente a la del resto de la casa.

Tampoco dejes de lado la colocación de un espejo, te recomendamos que sea de cuerpo entero. En primer lugar, para apreciar lo bien que te sienta el modelo que hayas elegido. Y en segundo, porque de este modo dotarás de mayor sensación de amplitud al vestidor.

Seguro que después de estos consejos no serás capaz de resistirte a buscar un hueco en casa para montar tu vestidor.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie