¿Quién dijo que los sofás cama no podían ser de diseño?

Atrás quedaron esos horrorosos sofás de antaño; hoy día puedes encontrar este práctico mueble con un plus de diseño y funcionalidad

por hola.com

Muchas recordaréis aquellos sofás cama tan horrorosos que había en casa de nuestros padres, donde se reconocía fácilmente que ese no era un sofá normal. Los estampados y los colores rompían generalmente la estética del cuarto de estar o salón en el que se encontraban. Pero tranquilas, eso se acabó, ahora tener un sofá cama en casa puede resultar, además de práctico, uno de los elementos más decorativos y hermosos de toda tu casa.

 

Foto: Kanaba



Camas escondidas en sofás de diseño
Pero además de todas estas características estilísticas, los sofás cama han mejorado también en cuanto a la calidad del descanso, que se ha incrementado también notablemente en comparación con los de antaño.

Está claro que si tomas la determinación de colocar un sofá cama en tu salón es porque requieres de mobiliario que sea versátil, por eso además de buscar un sofá cómodo del que disfrutar del descanso mientras lees un libro o ves la televisión, este mismo mueble puede convertirse en una amplia cama en el caso de que tengas que improvisar un dormitorio para las visitas.

Es habitual que las casas no sean especialmente grandes o, si lo son, que no estén al alcance de la economía de todo el mundo, este problema de espacio es la principal causa de que los hogares españoles cuenten cada vez con menos habitaciones, por lo tanto, contar con un sofá cama puede ser el mejor aliado para momentos en los que aumente la población de tu casa.


Foto: Kanaba


Fáciles de convertir
La variedad de sofás cama es prácticamente la misma que la de los sofás normales y, además,  están preparados para cubrir las necesidades de los diferentes tipos de personas: desde los modelos individuales a los de matrimonio, futones... Además, la manera que tienen de convertirse también se ha modificado: existen de apertura frontal o lateral, lo que puede ayudarte a la hora de colocarlo, abrirlo y optimizar todavía más el espacio.

La novedad es que se ha variado la forma de insertar el colchón, ya no son de tipo acordeón o cama nido; en estos nuevos sofás, la cama queda hecha, y no hace falta ni pelearse con ella, ni pasarse al menos 20 minutos intentando montarla. Gracias a estos nuevos elementos, seguro que tus invitados estarán encantados de disfrutar de unos días en tu casa durmiendo sobre tu hermoso sofá.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie