No sólo de serruchos vive el ‘manitas’

Aunque se requiere una pequeña inversión inicial, la recuperarás con creces cuando finalices la creación de tus propios diseños. ¡Toma nota de lo que no te debe faltar!

por hola.com

Los utensilios más elementales y económicos ya adornan las paredes de nuestro pequeño taller. Sin embargo, la carrera del ‘manitas’ también requiere de una pequeña inversión inicial que, dicho sea de paso, habremos recuperado con creces en cuanto finalicemos nuestra primera creación.


Foto: Yaiza Mederos
 

A continuación, enumeraremos las herramientas que no deben faltar en nuestro ‘fondo de armario’ si queremos invertir días en lugar de meses en la elaboración de nuestros propios diseños:

1- Juego de formones. Aunque el nombre puede asustar, seguro que todos hemos visto alguna vez esa herramienta que se parece a un destornillador pero cuyo extremo finaliza en una lámina cortante. Bien, pues eso es un formón. Este utensilio se utiliza para sacar las virutas y darle forma a la madera y su precio, dependiendo del número de piezas que integren nuestro juego, oscilará entre los 20 y los 60 euros.

2- Escofina. Aparte de su genialidad, cualquiera puede diferenciar a Dalí o Picasso de un pintor de brocha gorda por la sutileza de sus obras. Pues bien, en la carpintería también hay una parte de meticulosidad que diferencia las chapuzas de las creaciones de calidad.
La escofina es una de las herramientas clave para lograr ese grado de perfección, ya que sus dientes afilados nos permitirán dar forma a nuestras piezas de madera para que encajen de la misma manera que lo harían las de un puzzle.

3- Cepillo eléctrico. Esta pequeña máquina  complementará la tarea iniciada por la escofina y dejará nuestras tablas libres de virutas. Aunque existen múltiples modelos, su precio suele rondar los 100 euros.

4- Mordazas o sargentos. Estos extraños utensilios cumplen una función básica pero fundamental: mantienen unidas nuestras piezas para que podamos trabajar con ellas de una forma cómoda y sencilla. Conviene disponer de al menos un par de mordazas, pues nos serán muy útiles cuando trabajemos con tablas de grandes dimensiones.

5- Sierra de calar. Sin duda alguna, esta herramienta es uno de los ‘juguetes’ preferidos de todo aquél que se inicia en el mundo del bricolaje. Si no disponemos de una, debemos optar por un modelo  dotado de movimiento pendular regulable, sistema de aspiración de serrín, selector de velocidad y zócalo inclinable para realizar cortes oblicuos.

6- Sierra circular. Esta herramienta  es el complemento ideal para rizar el rizo o, en nuestro caso, para efectuar perfectos cortes oblicuos en madera maciza. Si nuestro presupuesto es ajustado, mejor pedírsela a los Reyes Magos.

7- Lijadora. Todos conocemos el clásico papel-lija que utilizábamos –y destrozábamos- en los trabajos manuales del instituto. Para realizar pequeñas creaciones puede sernos de utilidad, pero si realmente queremos redecorar nuestra casa no tendremos más remedio que aprovisionarnos de una lijadora eléctrica, que nos ayudará a dejar nuestras piezas de madera lisas y planas de una sola pasada.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie