Tartaleta de praliné rosa e isla flotante
 / 

Tartaleta de praliné rosa e isla flotante

Por

Tipo: Tartas

Autor: Mimi Thorisson

Ingredientes:

Para la tarta de pralinés

  • 80 almendras
  • 160 gr. de azúcar
  • 140 gr. de agua
  • 3 gotas de colorante alimentario rojo
  • 100 ml. de crème fraîche
  • Masa quebrada, se puede comprar hecha o hacerla en casa (ver la receta más abajo).

Para la pasta quebrada

  • 125 gr. de harina normal
  • 60 ml. de agua
  • 90 gr. de mantequilla
  • 1/4 cucharadita de sal

Para la isla flotante

  • 3 yemas de huevo
  • 175 ml. de leche
  • 1 vaina de vainilla (o 1 cucharadita de esencia de vainilla)
  • 75 gr. de azúcar

Para las claras de huevo

3 claras de huevo

  • 40 gr. de azúcar extrafina
  • 1/4 cucharadita de sal

Preparación:

La tartaleta de praline rosa es deliciosa de hacer. Los pralines rosas son dulces de toda la vida - vas a necesitar almendras, agua, azúcar y colorante alimentario rojo. Están deliciosos, con su aspecto “vintage” y su bonito color rosa. Para hacer la tarta de praline usarás estos dulces triturándolos en tu robot de cocina o con un mortero de mano. Se pueden guardar sin problemas en un bote de cristal. Esta receta es una versión simplificada - estoy muy contenta con el resultado. Guarda unos cuantos pralines para espolvorearlos sobre los “oeufs à la neige”. También puedes comprar pralines rosas en tiendas gourmet

Calentar a fuego medio, en una cacerola, las almendras, el agua, el azúcar y el colorante alimentario rojo. No remover hasta que el agua empiece a hervir y entonces remover dando vueltas suavemente a la cacerola. Cuando el líquido empiece a espesar (tras aproximadamente 5 minutos) remover continuamente hasta sentir una textura de caramelo. Apagar el fuego y remover hasta que se cristalice el azúcar. Poner las almendras en papel de horno y dejar que se enfríen. Este proceso puede durar entre 12 -15 minutos.

Precalentar el horno a 180ºC. Desenrollar la masa quebrada sobre una superficie enharinada y forrar el molde para tartaletas (yo utilizo uno de 20 cm.) y poner encima papel de hornear con canicas (o cualquier peso resistente al calor). Pre-hornear la masa quebrada aproximadamente 15 minutos. Reservar.

Machacar los pralines rosas en un robot de cocina hasta que queden hechos trocitos. Echar los pralines machacados y la crème fraîche en una cacerola hervir suavemente durante 15 minutos hasta que la mezcla esté espesa y brillante. Dejar enfriar 5 minutos y luego echar en la pasta quebrada ya horneada. Dejar enfriar y meter en el frigorífico durante una hora.

Mezclar el agua y la sal en un bol grande. Cortar la mantequilla en cubos. Mezclar todos los ingredientes “trabajando” la pasta durante 5 minutos. Formar una pelota con ella, envolverla en film transparente y dejar en el frigorífico al menos una hora.

Separar las claras de las yemas. Calentar en una cacerola la leche con el azúcar y la vainilla hasta que empiece a hervir suavemente. Quitar del fuego, echar las yemas de huevo y batir. Volver a poner la cacerola en el fuego, esta vez a fuego lento, y batir durante 5 minutos o hasta que la mezcla espese un poco. Apartar y dejar que enfríe.

Batir las claras de huevo en un bol grande de cristal. Cuando empiecen a montar, ir añadiendo poco a poco el azúcar y la sal y no dejar de batir hasta que aparezcan picos consistentes. Meter el bol en el microondas durante 40 segundos a baja potencia. Esto dará firmeza a las claras montadas. De no tener microondas, se les puede dar firmeza poniendo (con un cucharón) las porciones que se necesiten en agua hirviendo durante 30 segundos.

Una vez firmes, dar a las claras montadas forma de bola grande (utilizando un cucharón perforado). Echar la crema inglesa en boles y poner encima una bola de clara montada. Espolvorear pralines rosas triturados por encima. Servir con una ración de tartaleta de praline rosa.