Ingredientes:

- Para el bizcocho
4 huevos
200 g de azúcar
90 g de harina
90 g de harina refinada de maíz
100 g de almendras molidas
16 g de azúcar vainillado
150 ml de mermelada de frambuesa
Mantequilla para el molde

- Para la presentación
16 cerezas
300 g de azúcar
100 g de glucosa
300 g de pasta de almendra
Unas gotas de colorante alimentario rojo
 

Preparación:

Separar las yemas de las claras reservando sólo 2 claras. Precalentar el horno a 180º. Batir las yemas en una ensaladera con 150 g de azúcar y el azúcar vainillado.

Añadir las harinas y las almendras molidas y mezclarlo todo bien.

Montar las claras con varillas eléctricas en otra ensaladera con el resto del azúcar. Incorporarlas delicadamente a la mezcla anterior de arriba abajo, sin batir.

Engrasar un molde redondo con la mantequilla y verter la preparación anterior. Meter 30 min al horno a 180º. Desmoldar sobre una rejilla y dejar enfriar.

Cortar por la mitad en sentido horizontal y rellenarlo con la mermelada de frambuesa.

Estirar la pasta de almendras hasta formar un disco con la ayuda de un rodillo espolvoreado con azúcar glas.

Cubrir el bizcocho con esta pasta y dibujar unas líneas con colorante rojo en la superficie.

Calentar el azúcar, la glucosa y 150 ml de agua en una cazuela.

Cuando empiece a espesar, añadir el colorante rojo, bañar las cerezas una a una y colocarlas sobre papel sulfurizado. Dejar enfriar del todo.

Repartir la tarta en los platos y servirla acompañada con las cerezas.