• Tipo: Huevos
  • Nº de Personas: 4

Ingredientes:
2 manojos de espárragos blancos
2 cebollas
300 ml de nata
25 g de mantequilla
100 g de beicon
4 huevos
Vinagre de vino blanco
Sal
 

Preparación:
Retirar la parte dura de los espárragos y pelarlos.
Cocerlos a fuego suave con sal y un pellizco de azúcar, a ser posible en vertical en una cazuela alta y estrecha durante 15 min.
Retirarlos cuando estén aún enteros, reservando un poco del agua de cocción.
Cortar los espárragos en dos y dorar en una sartén con mantequilla.
Poner agua al fuego con un chorro de vinagre y, cuando rompa a hervir, echar los huevos unos 3 min.
Enfriarlos en agua con hielo y sal.
La crema de cebolla
Picar las cebollas en juliana y sofreír en un poco de aceite.
Dorar el beicon e incorporar la nata y el jugo de los espárragos.
Espesar, rectificar de sal y reservar.

Presentación:
Poner la crema de cebolla en el plato, y encima, los espárragos en un montoncito. Calentar el huevo unos segundos, recortar los bordes, colocar encima y servir.

Consejo saludable:
Los espárragos frescos están constituidos sobre todo por agua, pero también por proteínas que, junto con las del huevo, aportan a este plato los aminoácidos necesarios para el organismo adulto.