/ 

Tarta de ferrero y moka

Por
  • Tipo: Postres
  • Nº de Personas: 18
  • Autor: Javier Alcalde González (Recetas de los lectores)

Ingredientes:

Para la base

600 gramos de galletas de chocolate
250 gramos de mantequilla

Para la 1ª capa

300 gramos de nata para montar
1 cucharadita de café soluble
2 cucharada sopera de azúcar glas
1 cucharadita de coñac
16 bombones (Ferrero)

Para las otras dos capas

600 ml. de nata para montar
4 cucharadas soperas de azúcar glas
Colorantes (Rojo y azul)

Para la cobertura

1 tableta de chocolate con leche de cobertura (Nestlé)
200 ml. de nata para montar
3 cucharadas soperas de mantequilla
Fideos de chocolate
Coco rallado

Preparación:

En primer lugar prepararemos la base. Fundiremos la mantequilla en el microondas de 30 en 30 segundos hasta que este fundida del todo. Mientras trituraremos las galletas. Lo echaremos todo en un bol y mezclamos bien. Cubriremos con papel vegetal un molde desmontable, el cual habremos untado con mantequilla. Echamos la mezcla de galleta y mantequilla repartiéndola de manera uniforme tanto por el fondo como por las paredes del molde.

Lo metemos a la nevera mientras preparamos la primera capa. Para elaborar la moka echamos la nata en un bol junto con el azúcar y la vamos montando. Antes de que monte del todo, añadimos el café, el coñac y terminamos de montar. Sacamos el molde de la nevera y cubrimos con la moka, una vez hemos repartido uniformemente la crema de moka pondremos los bombones hundiéndolos hasta que toquen en la base y lo metemos en el congelador. Mientras prepararemos la segunda capa. Echamos en un bol 300 ml. de nata 2 cucharadas de azúcar y vamos añadiendo el colorante a la vez que se monta la nata hasta conseguir el color que nos guste. Esperamos a que la moka haya endurecido y echar la nata.

Volvemos a meter al congelador. Repetimos la misma operación para la tercera capa cambiando el color. Y volvemos a meter al congelador. Por último empezamos a preparar la cobertura. Pondremos la nata en un cazo a hervir. En el momento que empiece a hervir la quitamos del fuego y le añadimos el chocolate removiendo hasta que se deshaga completamente. Una vez deshecho añadimos poco a poco la mantequilla para conseguir que nos quede una cobertura brillante. Sacamos la tarta del congelador y echamos la cobertura. Una vez extendida por completo volvemos a meter en la nevera hasta que el chocolate endurezca. Por último adornar al gusto.