Cuando hablamos de alimentos depurativos no hay lista en la que falte la piña. Una grandísima aliada de cara a contrarrestar los excesos culinarios cometidos, por ejemplo, durante las vacaciones. Y es que… atención a sus propiedades: aporta tan sólo 55 calorías (por cada 100 gramos) en estado natural: es una magnífica fuente de vitamina C; favorece la digestión, mejora la función intestinal…
 


Asimismo, otra de las ‘buenas noticias’ que acompañan a este alimento es que podemos disfrutar de él todo el año y que, además, acepta las preparaciones culinarias más variadas. He aquí seis ejemplos de recetas ligeras que ayudan a cuidar la línea y que tienen a la piña entre sus ingredientes principales:

PULSA SOBRE LAS IMÁGENES PARA ACCEDER A LAS RECETAS