Pasteles de calabaza del hechicero

Pasteles de calabaza del hechicero

Pasteles de calabaza del hechicero

by hola.com

General
2 cucharada/s de aceite de girasol
6 lonchas de beicon ahumado en trocitos
1 kilogramo/s de calabaza
1 cebolla picada
1 manojo de hierbas frescas (perejil, salvia, tomillo y romero)
1 huevo batido para glasear
500 gramo/s de masa quebrada
pimienta negra
sal

Preparación:

Precaliente el horno a una temperatura de 190 ºC (posición 5). Corte la calabaza en trozos de unos 4 cm y quítele las semillas y la piel. Colóquela en la bandeja del horno, cúbrala con aceite por encima, salpiméntela al gusto y deje que se haga durante 30 minutos. Pasada la media hora, eche la calabaza en un bol grande y macháquela con un tenedor hasta obtener un puré. Resérvelo aparte.
Mientras tanto, caliente el aceite que ha sobrado y fría en una sartén la cebolla durante unos cinco minutos, luego añada el beicon y fría durante otros cinco minutos más. Mézclelo con el puré de calabaza anteriormente reservado, remuévalo y deje que se enfríe a temperatura ambiente.
En una superficie enharinada, desenrolle la masa quebrada, amásela hasta conseguir un espesor de unos 3 o 4 milímetros. Córtela en círculos de 4x 20 cm y dispóngalos en una bandeja de horno. Resérvela en el frigorífico.
Cuando la mezcla anteriormente reservada en el bol esté fría, repártala sobre los círulos de pasta. Pinte con el huevo batido los bordes de la masa, dóblela por la mitad y presione suavemente con los dedos para sellarla.
Coloque los pastelillos en vertical y, utilizando el dedo índice y pulgar, frunza los bordes dándoles forma de costura.
Pinte los pastelillos con el resto de huevo batido y métalos al horno durante unos 20 minutos a una temperatura de 190 ºC para que se calienten por dentro y adquieran por fuera un bonito tono dorado.

Más sobre: