Nutrición: Ocho consejos para perder los kilos 'post-verano' de forma sensata y saludable

El afán por deshacernos de forma rápida del peso ganado durante las vacaciones nos empuja muchas veces caer en prácticas dietéticas muy poco recomendables

por hola.com

El abandono de los hábitos de vida saludables; el desorden horario de comidas y cenas; el exceso de alcohol; la disminución de la práctica de ejercicio… Son algunas de las causas más comunes que hacen que, una vez pasadas las vacaciones, la báscula nos dé un ‘pequeño disgusto’. De acuerdo; hemos cogido algún kilo de más a golpe de terraza y chiringuito playero. ¿No están acaso las vacaciones para relajarnos un poco y disfrutar sin agobios de los placeres de la buena mesa? ¡Sin duda! Pero con la ‘vuelta al cole’ toca recuperar los buenos hábitos. El problema es que muchas veces queremos hacer desaparecer ese peso ganado de forma demasiado rápida, ‘abandonándonos’ a prácticas dietéticas de todo menos saludables.

VER GALERÍA

Los expertos de 'Healthouse' (complejo especializado en tratamientos de salud y bienestar, diseñados por equipos médicos expertos en nutrición y dietética) se asoman hoy a Hola.com para ofrecernos algunos consejos básicos de cara perder esos incómodos kilos 'post-verano' de forma saludable y sensata:

-¿Dietas milagro? ¡No, gracias! Lo primero es olvidarse de las dietas 'milagro' o de las típicas dietas restrictivas. El objetivo no es perder peso en tiempo récord, sino hacerlo bien, de una forma gradual y estable, ya que así logramos mantenerlo en el tiempo; y además evitamos sufrir el tan conocido (y temido) ‘efecto rebote’.

-Lo más recomendable: acudir a un nutricionista. Es importante contar con el asesoramiento de un experto en nutrición; sin duda, es la mejor ayuda para buscar un rango de peso saludable, sin excederse en la pérdida (lo que puede resultar perjudicial para el organismo) y haciéndolo de la manera adecuada. Se trata de encontrar el peso con el que sentirse a gusto y disfrutar de un buen estado de salud.

-Horarios estables. Planifica tus comidas estableciendo un horarios fijos. Es conveniente realizar un esquema de la dieta semanal, incluyendo las comidas que se tengan que hacer fuera de casa.

-No improvises. Prepara el día anterior la comida que tengas que llevar al trabajo; así evitarás tener que recurrir a la comida rápida o poco saludable (una de las mayores ‘tentaciones’ cuando aparece la sensación de hambre).

-Busca alimentos ‘aliados’. Recuerda incluir en tu cesta de la compra alimentos depurativos como la piña, el limón, la remolacha o el brócoli. Ayudan a limpiar el organismo de los excesos del verano y, además, nos hacen sentir más ligeros.

VER GALERÍA

-Adiós a las grasas poco saludables. Lo sabemos de sobra; hay grasas ‘buenas’ para la salud (las que encontramos en productos como el pescado azul, el aguacate, el aceite de oliva...) que, tomadas en la raciones adecuadas, son beneficiosas para el organismo. Pero también hay otras grasas menos saludables que es mejor desterrar (las presentes en alimentos precocinados, bollería industrial, etc).

-Las infusiones, una buena opción. Elige aquellas que mejor se adapten a tus necesidades y gustos. Si no lo has hecho ya, anímate a probar el té matcha; sorprende por sus diversas propiedades para detoxificar y ayudar en la pérdida de peso.

-Muévete. Haz, al menos, 30 minutos de ejercicio físico diariamente.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie