¿Cómo hacer que un cóctel no se convierta en una 'bomba calórica'?

Refrescos bajos en calorías, frutas o infusiones son algunos de los ingredientes para conseguirlo. Te ofrecemos algunos ejemplos.

by hola.com

Los hay de todos los tipos y sabores: clásicos, de autor, exóticos, perfectos para la hora del aperitivo, para poner broche de oro a un gran menú... Dentro de toda esa variedad, nos centramos en esta ocasión en un tipo de combinado que ‘sube enteros’ año tras año: los cócteles light. No por casualidad, cada vez es más frecuente verlos en las cartas de los mejores restaurantes y coctelerías.





Sus claves: el uso de ingredientes como refrescos bajos en calorías; frutas de temporada; infusiones o esencias como la de vainilla o canela... Y, por supuesto, renunciar en la medida de lo posible al alcohol (cada gramo contiene 7 calorías y, además, son calorías ‘vacías’, esto es, no aportan ningún tipo de nutriente al organismo). He aquí cuatro recetas que muestran cómo el arte de la coctelería y el de cuidar de la figura no tienen por qué estar reñidos:


Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie