Diez buenas razones para incluir el pan en nuestra dieta

Aprovechamos la celebración del 'Día Mundial del Pan' para contarte algunas de sus propiedades saludables

por hola.com

‘Porción de masa de harina, por lo común de trigo, y agua que se cuece en un horno y sirve de alimento’. Esta es la definición que la RAE nos ofrece si buscamos la palabra ‘pan’. Sin embargo, tras este vocablo se esconde mucho más; un producto milenario, base de la dieta de pueblos y civilizaciones durante siglos, una delicia para el paladar y, además, una fuente de salud para el organismo. Tales son las bondades del pan que, incluso, cuenta con su propio ‘Día Mundial’: el 16 de octubre.



Aprovechamos hoy la celebración de esta sabrosa fecha para contarte (de la mano de ‘Pan cada día’, iniciativa respaldada por la comunidad científica que persigue la promoción del pan como alimento clave de la dieta mediterránea) algunas de sus mayores ‘virtudes’ nutritivas:


1. El pan pertenece al grupo de los cereales, fundamentales en nuestra dieta e 'inamovibles' en la base de la pirámide nutricional.

2. Proporciona al organismo parte de la energía que éste necesita, particularmente para el cerebro y el sistema nervioso.

3. Incluir el pan en la dieta ayuda a cubrir las cinco o seis raciones diarias de hidratos de carbono recomendadas por los especialistas.

4. El pan contiene poca grasa (1 g por cada 100 g de pan), por lo que es idóneo para aportar a nuestra dieta los hidratos de carbono que necesitamos con una mínima ingesta de lípidos.

5. Posee un importante efecto saciante, sobre todo si es integral.

6. Contribuye a la regulación de las funciones intestinales del organismo por su contenido en fibra.
 
7. Incluso para las personas sometidas a dietas de adelgazamiento, los especialistas recomiendan 100 g de pan al día repartidos en varias raciones.

8. El pan aporta también vitaminas hidrosolubles del Grupo B que nos ayudan, entre otras cosas, a transformar los alimentos en energía, mantener sanos cabello, piel y uñas, formar glóbulos rojos y anticuerpos, y mantener en buen estado nuestro sistema nervioso y circulatorio.

9. Contiene numerosos minerales como calcio, fósforo, magnesio y potasio, fundamentales para nuestro organismo.

10. Su consumo es idóneo para niños y adolescentes por la gran actividad física que estos desarrollan, así como para las personas de edad avanzada, pues son alimentos de fácil masticación y digestión.


El pan forma parte de la base de la pirámide nutricional


Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie