¿Problemas de varices y de circulación sanguínea? ¡Así debe ser tu dieta!

Te ofrecemos una serie de consejos relacionados con la alimentación para gozar de una buena salud vascular

por hola.com

‘Todas las grasas malas, los alimentos cocinados con exceso de condimentos, azúcares, sal, etc. son la base de la aparición de trastornos circulatorios, unidos a la falta de ejercicio y el tabaquismo’. Así nos lo explican los doctores Carlos Lisbona y Xavier Puncernau, angiólogos y Directores de la ‘Unidad de cirugía láser de varices’ del Centro Médico Teknon de Barcelona.

En este sentido, con el fin de prevenir los problemas de salud vascular, los doctores nos aconsejan una dieta basada en las siguientes recomendaciones relacionadas con la alimentación:

  • Incluir fibra en el menú como fruta, verdura, cereales integrales. Se recomienda que las verduras se cocinen hervidas o al vapor.
  • Se recomienda comer la carne y el pescado a la plancha. Los pescados azules son muy beneficiosos ya que sus ácidos grasos poliinsaturados y ácidos grasos omega 3 reducen los lípidos, incluido el colesterol, y por tanto reducen el riesgo de que éste se acumule en las arterias.
  • Huir de los alimentos con altos contenidos en grasas saturadas, los que estriñen y los que contienen picantes. El alto contenido en grasas saturadas de los alimentos es uno de los factores que influye de forma más negativa sobre la circulación de la sangre. Un consumo excesivo de este tipo de alimentos (lácteos enteros, mantequilla, embutidos,…) tiende a aumentar los niveles de triglicéridos y colesterol plasmáticos y aumenta la viscosidad de la sangre, lo que dificulta su circulación.
  • Comer mucha fruta, pero escogiendo aquellas que tienen menos azúcares, ya que serán más saludables.
  • Vigilar la cantidad de sal. La sal es la fuente principal de sodio en la alimentación y como tal favorece a la retención de líquidos. Por ello, se recomienda dar sabor a las comidas condimentándolas con hierbas aromáticas y no con sal.
  • Tomar mucha agua para eliminar toxinas. Beber agua en abundancia ayuda a limpiar el organismo de toxinas. Del mismo modo, las infusiones con hierbas diuréticas y tisanas mejoran la circulación sanguínea.
  • Los frutos secos que mejor van al sistema circulatorio son las nueces. Aunque cualquier tipo de fruto seco no tratado (sin sal ni fritos) contiene en mayor o menor grado un alto contenido en grasas 'buenas'.
  • Alcohol y café con medida. Este tipo de sustancias están totalmente contraindicadas en caso de padecer problemas circulatorios por su composición y su alto contenido en toxinas. Aunque el alcohol y el café en exceso pueden provocar problemas de circulación, una copa de vino tinto al día, por ejemplo, es saludable.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie