Operación biquini: guía de ayuda para obtener los mejores resultados

Te proponemos algunos trucos y recomendaciones de cara a ‘combatir’ la tentación de ingerir más calorías de las deseadas

por hola.com

Con la llegada del buen tiempo muchas son las personas que deciden cuidar un poquito más su alimentación con el fin de lucir palmito en playas y piscinas durante los próximos meses de verano. Una ‘operación biquini’ que no siempre resulta tan efectiva como nos gustaría. Y es que las prisas por adelgazar llevan muchas veces a seguir dietas excesivamente restrictivas que, además de no ser nada recomendables para la salud, resultan muy difíciles de cumplir. ¿La mejor solución? No hay secretos: tratar de llevar una dieta equilibrada, moderarse en cuanto a las cantidades, y huir de los alimentos más calóricos (embutidos, fritos, pasteles, snacks...). Sí. Nadie dijo que fuera fácil. Pero ya se sabe; quien algo quiere... Además, la buena noticia es que, siguiendo unos pequeños consejos, será más fácil mantener alejada la fastidiosa ‘tentación’. Éstas son sólo algunas recomendaciones:

  • Sin duda, una de las reglas de oro a la hora de seguir una dieta o régimen hipocalórico consiste en no ir nunca al mercado con el estómago vacío. ¡No lo olvides pues si no llenarás más de la cuenta tu carrito de la compra! En este sentido, una buena idea es hacer una lista de alimentos a comprar y ceñirse a ella escrupulosamente.
  • A la hora de comer, llena el plato en la cocina y no lleves a la mesa fuentes con comida para evitar la tentación de repetir.
  • Prueba a utilizar platos más pequeños, por ejemplo, los de postre, para que las raciones sean menores.
  • Nunca comas de pie o mientras realices otra actividad: frente al ordenador, viendo la televisión, etc. En ocasiones se come por costumbre, no por hambre (por ejemplo, para muchas personas encender la TV y buscar cualquier aperitivo es un acto reflejo).
  • Las prisas no son buenas compañeras.... ¡nunca inviertas menos de 20 minutos en cada comida!
  • Mastica despacio. Para conseguirlo, si no estás habituado, deja reposar sobre el plato los cubiertos entre bocado y bocado; si comes en compañía, interrumpe la comida para charlar; corta la comida en trozos pequeñitos para que ésta dure más y sea más lenta; usa cubiertos pequeños (así cogeremos menos comida cada vez).
  • Como ‘la tentación vive en la nevera’, ten siempre a mano platos rápidos o aperitivos que aporten pocas calorías (pepinillos, zanahorias, manzanas, apio, un yogur desnatado...).
  • Si a pesar de todo no resistes la tentación de picar algo, bebe antes un vaso grande de agua. Te ayudará a saciarte con más facilidad.
  • Haz ejercicio... ¡cualquiera es válido! Incluso el mínimo esfuerzo cuenta: subir escaleras, bajarse una parada antes en el autobús e ir caminando, etc.
  • Si tienes un ‘desliz’ no abandones. Todo el mundo comerte errores, lo importante es volver a la dieta y no decepcionarse con uno mismo.
  • Otra buena idea consiste en llevar por escrito una relación de lo que se come, cuándo, dónde y en qué situaciones (momentos de ansiedad, aburrimiento...). Analízalo y así es posible que te controles mejor en la siguiente ocasión.

¿Sueles cuidar más tu alimentación de cara al verano¿, ¿qué pautas de alimentación sigues? Cuéntanoslo en nuestros foros.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie