MasterChef: el cocinado más solidario, con la visita de Joan Manuel Serrat

MasterChef: el cocinado más solidario, con la visita de Joan Manuel Serrat

En la prueba de exteriores, los concursantes deberán preparar esta noche un menú para voluntarios de Médicos Sin Fronteras, en un programa de marcado sabor internacional

Por

Tan bien resolvieron la última prueba de eliminación Yannick y Claudia la semana pasada, que los jueces fueron incapaces de echar a ninguno de ellos. Así pues, el programa culminaba sin ningún expulsado, algo realmente excepcional en el talent, que esta noche afronta una nueva entrega.

La Caja Misteriosa, primer reto de la noche

Para comenzar, los concursantes deberán enfrentarse a todo un clásico: la Caja misteriosa. ¿Y qué esconderá esta vez? Ni más ni que menos que nueve ingredientes distintos (todos ellos homenajeados en alguna edición anterior). La prueba consistirá en cocinar un plato con, al menos, seis de esos productos, pero con un reto añadido: deberán incluir también en sus elaboraciones algún alimento de los considerados como ‘novel food’ (o lo que es lo mismo, alimentos del futuro, que no se consumían en Europa antes del año 1997: Okra, verdolaga, enoki, ube morado, maitake…). Una misión nada sencilla que, esta vez, será especialmente recompensada. Y es que el trabajo de los tres mejores será premiado con el tan codiciado ‘pin de la inmunidad’.

Los chefs del prestigioso restaurante barcelonés Disfrutar, Oriol Castro y Mateu Casañas, visitarán el plato en esta primera prueba y los encargados de catar los platos serán algunos de los pequeños chefs que han participado en las ediciones infantiles del programa: Carla, Olivia y Alexia, de MasterChef Junior 9; Aurora, ganadora de MasterChef Junior 8; Lu, ganadora de MasterChef Junior 7; y Albert, de MasterChef Junior 7.

Exteriores: la visita de Serrat y algunos problemas comunicación…

En esta ocasión, los aspirantes se sumarán a los voluntarios de Médicos Sin Fronteras, con motivo del 50 aniversario de esta ONG encargada de ofrecer asistencia médica y ayuda humanitaria en los lugares más devastados del planeta.

La misión de los concursantes será dar de comer a 100 personas (en representación de miles de trabajadores y socios de dicha organización sin ánimo de lucro). Por primera vez en la historia de MasterChef, los aspirantes tendrán que trabajarár a las órdenes de dos chefs internacionales  para la elaboración de los menús (Basem Alawartany y Jan Hendrik van der Westhuizen) y solo se comunicarán con ellos en sus lenguas maternas: árabe y afrikáans, respectivamente.

El menú de la prueba de exteriores estará dirigido por dos chefs internacionales que se comunicarán en su idioma con los aspirantes

Dentro de ese 'caos idiomático', los concursantes podrán al menos disfrutar de la visita de Joan Manuel Serrat, socio y colaborador de Médicos Sin Fronteras.

Lee también: Joan Manuel Serrat anuncia su retirada de los escenarios

Prueba de eliminación con acento british

Ya de vuelta en plató, los delantales negros deberán afrontar una prueba donde la cocina internacional volverá a  tener protagonismo. En este caso, tendrán que cocinar una receta tan característica de la cocina inglesa como lo es el Yorkshire pudding con gravy y roast beef (mezcla entre pan y una masa ligera de bollería, parecido a un soufflé, con una textura mucho más tierna).

Quien resuelva peor este reto -que con contará con la visita de la actriz Belén López, finalista de MasterChef Celebrity 6- deberá colgar su delantal y dejar el programa, convirtiéndose así en el siguente expulsado de esta décima edición.

La actriz Belén López, con los tres jueces de MasterChef

Lee también: Cómo hacer 'Fish & chips'

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.