Cuando un menú del día merece tu atención

Cuando un menú del día merece tu atención

Ni por su carta (que también), ni por su ambiente ni por su propuesta coctelera, esta vez te recomendamos un restaurante por su propuesta de diario

Por

Viento en popa a toda vela, no corta el mal, sino vuela. Estos versos de José de Espronceda son los que me vienen a la cabeza cuando me siento para contaros lo último del chef Willy Moya: restaurante Popa. Seguramente, eso de ‘popa’ no tenga nada que ver con el por qué de llamar así a este amplio local del barrio de Nueva España, en Madrid, pero a mi es lo que me sugiere ver cómo hay atrevimiento en apostar por un distrito que, en un futuro, está llamado a convertirse en referencia dentro de la capital, pero que, ahora mismo, no es más que un conjunto de calles residenciales y tranquilas. No olvidemos los grandes proyectos que la Comunidad de Madrid ha diseñado ya sobre la zona.

Me lo sugiere también el viaje que desde su barra, su terraza o su sala hacemos a través de sus platos, que saben cómo llevarnos de Sevilla a Estambul, con alguna parada rápida en el camino. Y, sin duda, por ese concepto de food for fun que el chef madrileño quiere imponernos, en el que se rompen los protocolos y uno se sienta a la mesa para divertirse. Aunque sea rápido, porque si algo nos ha gustado es su propuesta de menú del día. Muy acertado, por cierto, porque, de momento, el ir y venir de la zona lo marcan aquellos que acuden a los ministerios y embajadas que rodean la zona.

Nuestros favoritos para viajar de Sevilla a Estambul

Su carta es rápida, sin florituras ni encorsetamientos entre barra, sala y terraza, pero toda ella es apetecible. Así como su menú diario, que cada día propone en su pizarra de la entrada y que aglutina lo mejor de su cocina. En todos sus platos destaca, por encima de todo, el producto y ese toque de cocina contemporánea que es ADN de Willy

Para que te sea más fácil decidir, te dividimos su propuesta en tres, aunque como ya te hemos advertido, la línea entre ellas es difusa y, en muchas ocasiones, se mezclan:

  1. Carta de Restaurante, con paradas en dos de los lugares que han marcado la formación de Willy: Estambul (estuvo en dos de los restaurantes más importantes de la ciudad: Lucca y Cantinery), Madrid, su natal y Sevilla, ciudad que le acogió.
  2. Carta en Barra, con snacks individuales, ensaladas y especialidades.
  3. Su Menú del Día, con varios primeros, segundos y dos o tres postres bien elegidos.

Si te quedas con la primera, nuestros favoritos son dos de sus entrantes “simpáticos e ideales para compartir”, como bien nos asegura el propio chef: su viera unilateral con col kimchi y lima -que te recomienda comer de una vez y mordiendo suavemente la media lima que le sirve de base- y su taco oriental de steak tartar con alga nori y huevo de codorniz. Porque, en ambos platos, se saborea la esencia de esa fusión, de texturas y sabores, entre Occidente y Oriente. 

Si te vas a la segunda, pregunta por su gilda, su edamame con escamas de sal y su ensaladilla de pulpo, además de por guiso diario, porque sorprende. Y si te vas a la tercera, seguramente, aciertes de pleno. Porque no,  no nos referimos a esos tres menús degustación que encontrarás en carta, sino a uno de tipo ejecutivo que por 15€ consigues mucha más alegría para tu paladar que la que consigues con el que puedes encontrarte en cualquier restaurante de la capital

Por último, déjate hueco para el postre, pues Willy, además de cocinero, es pastelero de formación y, como nos asegura, “es importante que merezcan la pena”. Prueba su tarta de queso parmesano con cabello de ángel (casero y signo de identidad de la casa) y piñones o su brownie con nueces caramelizadas.

No descartes su servicio de delivery

Servicio de delivery o take away, porque en su local te ofrecen los dos. Bien es cierto que su propuesta no es tan extensa como en el propio restaurante, ya que la cocina de Wily es más difícil que otras muchas para transportar y para que llegue en óptimas condiciones a tu casa (y esto es condición sine qua non del propio chef), pero sí que añade sugerencias semanales y consigue llegar a todas las zonas de Madrid, gracias a la plataforma de Deliveroo.

Su estrella, sin duda, el Trikini Popa, la versión del Willy del clásico sándwich y actual best seller de su carta a domicilio: pan de brioche, pecorino trufado, provolone, mozzarella y jamón asado.

Restaurante POPA

  • Dirección: C/ Santa María Magdalena Nº14 (Madrid).
  • Teléfono: 91 345 98 31
  • Horario: de lunes a sábado de 13h a 16h.
  • Precio Medio: 15€/menú del día o 30€ en carta.

Más información en POPA (donde puedes reservar tu mesa cada 15 minutos) o en su perfil de Instagram: @restaurantepopa

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.