Peña, el ‘galán’ de Top Chef, abandona el concurso a sólo tres programas de la final

Peña, el ‘galán’ de Top Chef, abandona el concurso a sólo tres programas de la final

El vallisoletano se ve obligado a recoger sus cuchillos en una noche dedicada a los espectadores del popular ‘talent show’

Por

Tan solo quedan tres programas para conocer el nombre del ‘mejor chef profesional’ del país. Así, si no hay baile en las parrillas, el próximo 17 de diciembre uno de los concursantes se alzará con este cotizado título. Cuatro son los aspirantes tras la marcha, anoche, de Javier García Peña, expulsado en un programa que, esta vez, estuvo dedicado a los fieles espectadores del concurso. ‘Hoy queremos hacer un homenaje a todos los que nos veis’, anunciaba Chicote.
 

VER GALERÍA

 


Un homenaje que comenzó desde la primera prueba; la de la inmunidad. El programa había hecho un llamamiento por internet a los espectadores pidiéndoles que enviaran vídeos con su receta favorita, ésa que siempre les resulta ‘infalible’ en las reuniones y comidas familiares. De entre todas ellas, se escogió un sabroso arroz con bogavante preparado por Néstor Calvo, director de fotografía y aficionado al mundo de la cocina con quien, los concursantes, muy sorprendidos, se toparon al entrar al plató. ¿El reto?: preparar un plato de arroz con bogavante que superara al que el propio espectador invitado elaboraría, también en directo, junto a ellos.

 

 

 

VER GALERÍA

 


‘No tengo miedo a los cocineros de Top Chef’, aseguraba Néstor, muy seguro de sí mismo y de su plato. Tanto que, incluso, haciendo gala de una tranquilidad abrumadora, el espectador se permitió el lujo de, mientras su arroz se cocinaba, pasearse por las mesas de los concursantes para probar sus recetas. ‘Os veo muy lentitos’, les decía, entre risas. Muy feliz se las prometía hasta que, la tiranía del cronómetro se hizo presente, y el espectador comenzó a darse cuenta de que no le iba a dar tiempo a terminar su plato.

Aún así, su receta logró colarse entre las tres que más gustaron al jurado tras la cata de todos los arroces. ‘Está muy jugosito, con una gran melosidad, cremosidad, personalmente te doy la enhorabuena’, le felicitaba Susi Díaz.
También cosecharon un buen número de piropos el ‘Arroz con bogavante’ de Marc (‘tiene pegada... Si no tuviera que probar otros, igual no dejaba mucho en el plato’, comentaba Chicote), así como el arroz socarrat de Fran quien, tras ser repescado la semana pasada, consiguió finalmente hacerse con el brazalete de la inmunidad en la prueba.

 

 

 

 

 

VER GALERÍA

 

 



Tocaba prueba grupal y, para su desarrollo, el equipo se trasladó a la bonita localidad gerundense de Besalú. Los concursantes debían cocinar por parejas, de modo que, el azar de los cuchillos decidió que el equipo naranja estuviera formado por Marc y Peña, y el gris por Víctor y David (Fran, al haberse hecho con la inmunidad, tenía el privilegio de no participar en la prueba). La misión de los aspirantes de 'Top Chef' en esta ocasión consistía en ‘meterse en las cocinas de dos familias que siguen en programa y, con los ingredientes que encontraréis en sus despensas, preparar 12 raciones de un plato principal y un postre’, les anunciaba Chicote.

Las complicaciones eran evidentes: un espacio pequeño, ingredientes limitados, un menaje que no conocías, cuchillos que no cortaban… Dificultades que ambas parejas afrontaron de manera diferente. Mientras que el tándem formado por Víctor y David funcionó como una máquina perfectamente engrasada, Marc y Peña hicieron, una vez más, evidentes sus viejas diferencias. Aún así, ambos mostraron grandes dosis de diplomacia (especialmente Peña) para que la sangre no llegara al río.
 

VER GALERÍA



Llegaba el momento de la verdad. Las familias participantes, así como el inmune Fran, serían los encargados de juzgar los platos. El equipo naranja había apostado por un arroz a banda con cabracho y romescu que, aunque gustó, todos coincidieron en su falta de sal. Como postre, presentaron una ensalada de frutas y té verde, alabada por Chicote. ‘La decisión de inluir el té ha sido muy acertada’, sentenciaba.

Por su parte, Víctor y David (equipo gris) se decidieron por un guiso de mar y montaña tan típico de la zona del Ampurdán: un ‘Suquet de garbanzos, costillas y gambas’ que cosechó grandes críticas: ‘es una combinación estupenda de ingredientes’, decía Yayo Daporta. ‘Un guiso espectacular’, apuntaba Susi. El postre (una ‘Crema de melocotón, manzana empanada en galleta y nueces’) no le fue a la zaga: ‘Fantástico, buenísimo, me ha gustado mucho...’, se escuchaba entre los jueces tras su degustación.
 

VER GALERÍA



Buenas críticas que terminaron por convertir en vencedor de la prueba al equipo gris, lo cual hacía que Marc y Peña pasaran directamente a la prueba final, la de la última oportunidad.

También en esta los espectadores del programa contaban con parte del protagonismo. Y es que, mientras los equipos habían estado cocinando en la prueba grupal, Chicote se había dedicado a pasear por Besalú con una caja, recopilando alimentos que los vecinos de la localidad quisieran cederle: garbanzos, fuet, patatas fritas, calabacín, tomates, pimientos, pasta, pechugas de pollo, ajos, alguna lata de conservas… Esos serían los productos con los que Marc y Peña deberían cocinar ‘un platazo’ en el duelo final.
 

VER GALERÍA



Para demostrar que con los elementos más sencillos se pueden elaborar grandes recetas, el programa invitó en esta ocasión al conocido chef Sergi Arola, experto en estas lides. ‘Los ingredientes populares, si se saben utilizar, son aliados fantásticos en la cocina’, aseguraba el capitán de ‘Sergi Arola Gastro’ (dos estrellas Michelin), mientras preparaba una ricas ‘sardinas a la espalda’.
 

VER GALERÍA



Tras el showcooking, Marc y Peña dispusieron de sólo 45 minutos para elaborar su plato. Muy concentrados, ambos apostaron por recetas con el pollo como ingrediente protagonista, aunque muy distintas entre sí: el catalán de decantó por una crema de cebollas y estofado de pollo y garbanzos, mientras que Peña preparó un milhojas de pollo con pimientos.
Dos preparaciones que, tras la cata a ciegas por parte del jurado, resultaron bastante igualadas en sabor y calidad. ‘Esta prueba no era nada sencilla y, teniendo en cuenta las limitaciones, son grandes platos’. No obstante, el punto de cocción del pollo estuvo mejor conseguido en el plato de Marc, un hecho que, sumado a otras consideraciones, hizo que fuera él quien se salvara y que Peña se viera obligado a recoger sus cuchillos y abandonar el concurso.
 

VER GALERÍA



Aún así, el jurado no dudó en reconocer el buen trabajo del vallisoletano durante el transcurso de todo el programa. ‘El primer día vino una peña y hoy se va una montaña’, le decía Chicote. Palabras que emocionaron a concursante, quien no pudo contener las lágrimas. ‘Es lo mejor que me podían decir; que han visto una evolución en mí’, aseguraba el ‘galán’ de Top Chef. Y proseguía, ‘estoy muy contento de haber participado en el programa, y de llevarme todo lo que me llevo, aparte del cariño de los compañeros, el hecho de haber aprendido un montón. Me hubiera encantado llegar a la final. Tenía incluso alguna idea de por dónde tirar si llegaba. Esto ha sido la mejor escuela, tanto a nivel personal como culinario’.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.