Barcelona 'foodie': de ruta gastronómica por el barrio de Poble Sec

Barcelona 'foodie': de ruta gastronómica por el barrio de Poble Sec

‘Brunch’, tapas o restaurantes con estrella Michelin. Un abanico de posibilidades gastronómicas se cuece, y no precisamente a fuego lento, en este tradicional barrio barcelonés. ¿Mesa para dos?

Por

Desde que los hermanos Adrià pusieran su personalísima pica gastronómica en el corazón del Poble Sec, esto ha sido un no parar. Ellos, con sellos como ‘Tickets’, ‘Pakta’ (que acaba de estrenar su primera estrella Michelin) o ‘Bodega 1900’ forman, junto a reconocidos templos de culto ‘gastro’ como ‘Federal’ o ‘La Bodegueta’, un irresistible mix que ha situado en el mapa gastronómico internacional a este sencillo barrio de la Ciudad Condal.

VER GALERÍA



Además se suman recientes aperturas, como los mexicanos ‘Hoja Santa’ y ‘Niño Viejo’, y aún queda alguno pendiente, como ‘Enigma’, todos pertenecientes al imperio gastronómico de los hermanos Adrià, Ferran y Albert. ‘Pensar que el fracaso está en la puerta de tu restaurante esperando a entrar, te hace evaluar y sopesar todos los detalles’, nos responde Albert Adrià cuando le preguntamos por el secreto para seguir triunfando en tiempos de crisis. Y además añade: ‘creo que Barcelona en general es tendencia en el mundo y, respecto a la gastronomía, estamos en nuestro mejor momento, no paran de abrir restaurantes y además de calidad’; una muestra de la extraordinaria salud de la que goza la gastronomía catalana y especialmente el Poble Sec.

EL  FIN DE SEMANA COMIENZA CON UN 'BRUNCH'
Es sábado y no cabe ni un alfiler en ‘Federal’, no es de extrañar. Este moderno local de estética neoyorquina (que cuenta también con ‘sucursal’ en Madrid) es uno de los puntos de referencia para disfrutar de ese desayuno tardío, cada vez más demandado en España durante los fines de semana. Y aunque en realidad pertenece al puntero barrio de Sant Antoni, la calle Parlament –donde se sitúa- resulta una estupenda puerta de acceso al Poble Sec, y ya tenemos formada la milla de oro gastronómica.

VER GALERÍA



En ‘Federal’ se disfruta de unos buenos huevos revueltos y del mejor Chai Tea Latte de la ciudad, todo muy hipster y muy orgánico, como la carta que encontramos en ‘La Federica’, esta vez sí, una vez cruzado el Paralelo. El local no puede ser más reconocible, una mezcla entre decoración vintage y naif, donde lo mejor son sus tartas en particular y sus postres en general. Los fines de semana también sirven ‘brunch’ y el local resulta perfecto para tomar un cóctel o un aperitivo.

Con ingredientes catalanes y estilo americano, los chicos de ‘Bread and Circuses’ te montan unos sándwiches de los que te será difícil elegir uno solo. Calidad y sentido común aplicado a algo tan sencillo como un bocata y a algo tan sabroso como su Reuben de ternera curada, chucrut y salsa rusa en pan de centeno. Las manos de su chef, Kathleen, no decepcionan.

VER GALERÍA

 


EL REINADO DE LOS ADRIÀ EN BARCELONA
Aunque si alguien gobierna en Poble Sec ese es, sin duda, Albert Adrià. Se multiplican las aperturas de sus locales y se disparan las semanas en sus listas de espera. Es lo que sucede, por ejemplo, en ‘Tickets’ (una estrella Michelin), su buque insignia, que acapara el título de poseer una de las listas de espera más largas de Barcelona. ¿La clave del éxito? ‘No pensar en ello, hay que trabajar para ser y hacer a la gente feliz, eso es lo que vendemos en Tickets’, nos responde Albert Adrià. Para él, ‘comer bien es tradición popular, en todo el país la comida siempre ha sido un argumento para hacer una fiesta, celebraciones, negocios… es decir, que cualquier cosa importante ha girado siempre alrededor de una mesa y un buen ágape’, sentencia el chef.

VER GALERÍA



Después de ‘Tickets’, el ‘emporio Adrià’ fue creciendo con locales como ‘Patka’ (establecimiento de cocina 'nikkei’ que, como comentábamos al principio, acaba de hacerse con su primera estrella Michelin) y ‘Bodega 1900’. Boquerones, quesos, embutidos y sus deliciosos molletes de calamares es lo que se encuentra en esta vermutería, ideal para tomar el aperitivo, comer o cenar en un local de decoración tradicional que parece que lleve siglos repartiendo aceitunas.




Los últimos en llegar han sido ‘Niño Viejo’ y ‘Hoja Santa’, ambos de gastronomía mexicana, el punto débil de Barcelona, hasta ahora. El primero es una sencilla pero chulísima taquería con una carta corta donde priman sus tacos, como el del Pastor, que combinan a la perfección con una Michelada con clamato. De postre, los buñuelos rellenos de cajeta son una –literal- explosión de sabor con la que poner la nota dulce a la velada. El segundo, Hoja Santa, tiene una carta muy parecida, pero aquí las servilletas de papel y las sillas de taberna se cambian por cubiertos sobre mantel blanco. La vida, esta vez gastronómica, comienza una vez cruzado el Paralelo.


Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.