'Top Chef': grandes 'batallas' culinarias, cócteles que se comen y una expulsión sorpresa

'Top Chef': grandes 'batallas' culinarias, cócteles que se comen y una expulsión sorpresa

Fran Vicente se convierte, de forma inesperada, en el séptimo concursante que abandona el programa

Por


Octava entrega de 'Top Chef' y esto… ‘cada se pone mucho más complicado’, aseguraba, no sin razón, la miembro del jurado Susi Díaz al comienzo del programa. Y eso que el primer reto de la noche no parecía a primera vista entrañar demasiada dificultad: hacer un plato con el huevo como ingrediente principal.

VER GALERÍA

Claro que debía ser un plato que ‘enamorara’ según Chicote a uno de los cocineros que mejor conocen este tipo de alimentos: el ‘crack’ de los fogones Diego Guerrero, chef invitado en esta nueva entrega del ‘talent show’. Al frente del restaurante ‘DSTAgE’ (abierto este verano en Madrid), Guerrero dio buena muestra de su maestría mostrando en directo la elaboración de uno de sus clásicos: ‘Huevo, pan y panceta sobre crema ligera de patata’. Tan sabroso estaba que el chef vitoriano se ganó incluso un beso Yayo Daporta. 


VER GALERÍA


Otra dificultad añadida para la prueba: el ajustadísimo tiempo (tan sólo disponían de 30 minutos). Tanto que incluso hubo concursantes que no llegaron a finalizar su propuesta. Fue, por ejemplo, el caso de Víctor, quien quiso elaborar un plato con seis texturas de huevo y se quedó a medio camino. ‘Me ha pillado el toro’, decía contrariado.

Sí gustaron más las propuestas de Carlos (una ‘sopa castellana con sabor a Japón’); de Fran (un ‘huevo de corral con su puntilla y chorizo’, receta que elabora en ‘Coque’) y David, quien finalmente se llevó la inmunidad. ¿Su receta ‘vencedora’? Un ‘Bocadillo de tortilla de jamón inverso’, en la que el huevo ‘envuelve’ en su interior al pan y el resto de ingredientes’. Para su elaboración, David se inspiró en el gran chef Nandu Jubany y su ‘tortilla de sifón’, lo cual despertó ciertos recelos y críticas por parte de su compañero Carlos por haber ‘copiado una receta que no era suya’.



VER GALERÍA

 

Segundo reto de la noche y primera novedad: en esta ocasión, la ya tradicional prueba de grupo no sería tal, sino que los concursantes cocinarían de manera individual, divididos, eso sí, en dos turnos diferentes. Los cuchillos decidieron al azar los participantes de cada turno (Marc, Víctor e Inés en el primero, y Carlos, Peña y Fran en el segundo). Además, se sumaba otra peculiaridad (y cierta ‘maldad’ por parte del programa): los platos presentados en el primer turno serían juzgados por los compañeros que habían trabajado en el segundo (y viceversa), en una cata que no sería a ciegas. Los peores de cada turno se deberían batir en el duelo final, así que había dos formas de votar: con criterios puramente gastronómicos o haciendo uso de la estrategia. 



VER GALERÍA

 

Toda una ‘batalla gastronómica’ para la que no pudieron elegir un mejor escenario: el 'Cuartel General de la Armada' de Madrid. Allí, los concursantes debieron enfrentarse a una ‘misión’ muy ligada a la comida de campaña: la cocina con conservas. Éstas tendrían que ser el ingrediente principal de un plato ‘frío’, para cuya elaboración no contarían con ningún producto fresco.

Una vez más, hubo propuestas para todos los gustos y, aunque en el momento de juzgar, los concursantes fueron bastante magnánimos con sus compañeros, a la hora de la verdad, es decir, a la hora de escribir en una pizarra el nombre del autor del peor plato, las estrategias salieron a la luz. Como cabía esperar, Carlos y Peña votaron a Marc (incluso, Víctor lo intentó en un principio, sin darse cuenta de que no podía ‘condenar’ a su compañero de turno). No obstante, Marc consiguió salvarse. David, que había ganado la inmunidad en la prueba anterior, había tenido el privilegio de no cocinar y, además, su voto en el juicio de los platos valía por dos. De modo que su voto por Inés como ‘peor plato’ hizo que fuera ésta la primera candidata a batirse ‘en duelo’ en la prueba final. La gallega se enfrentaría a Fran, perdedor del segundo turno, cuyo plato esta vez no convenció a pesar de su brillante trayectoria en el programa.



VER GALERÍA

 

Así, llegó el momento de la temida ‘Prueba fuego’ y con ella, otra novedad. Por primera vez en en esta segunda temporada de 'Top Chef', se trataba de una ‘batalla’ cara a cara con la participación de sólo dos concursantes. Y con ellos, un reto a la altura de la situación: Fran e Inés deberían transformar un cóctel en un plato comestible. Un Mojito clásico para ella (así lo decidió el azar) y un Bloody Mary tradicional para él.



VER GALERÍA

 

En principio parecía que la competición no era demasiado igualada. Todas las apuestas apuntaban a Fran como vencedor. Sin embargo, los dos resolvieron el reto de forma magistral. Así lo mostraban los ‘piropos’ proferidos por parte del jurado. ‘Yo no soy mucho de Bloody Mary pero me tomaba uno de estos cada mañana’, decía Chicote en relación al ‘Bloody Mary en plato’ presentado por el candidato salmantino. ‘Me gusta mucho la idea de las texturas’ añadía Susi, ‘aunque es cierto que se te ha ido un poco la mano con el picante’. También para Inés hubo halagos: ‘Estoy como en la playa’, decía estremecido, Chicote, tras probar el ‘Mojito desconstruído’ elaborado por la concursante gallega. ‘En nariz es un mojito total’, apuntaba Susi Díaz. 



VER GALERÍA

 

Así las cosas, el veredicto final resultaba harto complicado para los miembros del jurado. ‘De ambos platos me comía cubos’, aseguraba Chicote. Pero había que decidirse por uno u otro. Y en esa complicadísima decisión, fue Fran el que, de forma sorprendente, salió peor parado, viéndose obligado a recoger sus cuchillos y abandonar el programa. 

‘¿En serio?, ¿se va Fran? ¡No me lo creo!’, se sorprendían el resto de compañeros, al enterarse. Visiblemente decepcionado, pero tomándose la derrota con mucha deportividad, el último expulsado del concurso aseguraba: ‘No me imaginaba que iba a dejar ya mis ilusiones aquí en 'Top Chef'. Tenía mucha fe en mi plato. Me fastidia irme, quería llegar más lejos, pero he llegado hasta donde he podido y hasta donde me han dejado’.

 

VER GALERÍA

 

En la otra cara de la moneda, una felicísima Inés. ‘¿De dónde te has sacado este magnífico plato?, le preguntaba Chicote. ‘Me han venido a visitar todos los ángeles, incluido mi padre. Él ha estado hoy marcándome el paso y dándome apoyo’, aseguraba muy emocionada la concursante.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.